Martes 20 de Octubre, 2020 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Informe, sin pan solo circo



Nadie pudo imaginar que el país llegaría al Segundo Informe de Gobierno del presidente López Obrador en las deplorables condiciones en las que se encuentra.
 
 La emergencia sanitaria y la crisis económica adjunta se sumaron a una problemática previa que tiene al país en el fondo del barranco de cara a la crisis económica más severa en un siglo. Peor, imposible.
 
Esta circunstancia ha obligado al gobierno a acelerar al máximo sus acciones de distracción política, de modo que haya sobre la mesa muchos otros asuntos y la gente les dedique tiempo y atención.  De ahí el desaforado esfuerzo por vender cachitos de la lotería del avión presidencial que obligó a López Obrador a romper su promesa de no subirse a la aeronave para no manchar su espíritu, pero ni modo su subió y lo manchó. Subió la escalera y grabó su video para animar a la gente a comprar cachitos. No resultó, aunque a partir de ahí muchos personajes de la 4T se han gastado su guardadito para comparar montones de boletos.
 
De ahí también el adelanto del caso Lozoya y su festín de nombres y ahora la consulta para enjuiciar ante la opinión pública a los ex presidentes. Más lo que se les ocurra en las siguientes mañaneras. La pandemia no cede ni lo hará. Será larga y tendremos que acostumbrarnos a convivir con el virus con cifras desorbitadas de contagiados y fallecidos y con Gatell y AMLO apareciendo en público sin cubrebocas nada más por puro berrinche, porque Calderón pidió usar cubrebocas para atajar al H1N1.
 
 El resultado es que según las cifras oficiales que están lejanas de las reales. Para ayer Salud reportó 64,150 fallecimientos.  Una catástrofe. Qué tiene a favor el presidente en este segundo informe. El control casi total de la agencia informativa. Está en los medios todos los días de la semana, aunque muchas veces no tenga nada importante que decir, aunque sólo sea para mostrar un día soleado, graba mensajes especiales y da las mañaneras para las que no se prepara, sino que dice lo que sale de su ronco pecho, que muchas veces son tremendos disparates. 
 
El presidente controla la agenda y mantiene a raya a sus oponentes gracias a la presión combinada de la UIF de Hacienda y la FGR. Tal vez Nieto y Gertz no se soporten, pero lo cierto es han servido mucho para que nadie levente demasiado la cabeza pues enseguida surge la amenaza de una investigación. Hay  que  decir  que el video  de  su hermano Pío fue un golpe  del que no se ha  recuperado  del  todo.
 
El presidente llega a su segundo informe con su partido, Morena, en una situación lamentable. Morena, heredera de una maldición de los partidos de izquierda, no ha podido gobernarse a sí mismo. Está a punto de la ruptura y nadie puede apostar que en algún momento termine siendo un verdadero partido. Hoy no lo es. Para el presidente Morena se presenta como un dolor de cabeza frente al desafío de la elección 2021. Encabeza las encuestas, pero los inagotables pleitos internos pueden terminar descarrilándolo.
 
A pesar de todo el negro panorama anteriormente descrito el presidente llega a su segundo informe con una noticia espléndida que puede llevarlo a repetir su triunfo en la siguiente elección: carece de oposición. Los partidos de oposición no dan pie con bola, no han podido sacarles jugo a los errores de la 4T y siguen sin encontrar un lugar desde el cual oponerse para triunfar. La oposición es la mejor aliada de las ambiciones de AMLO.

Columnas anteriores