Sábado 07 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Acapulco, nadie sabe para quién trabaja



El gobierno federal ha estado inmerso en una situación política  compleja en el estado de Guerrero. Ante la necesidad imperiosa de que los destinos turísticos del estado, los que conforman el denominado Triángulo del Sol, se mantengan funcionado, sean viables y de ser posible prosperen, ha invertido tiempo, trabajo y dinero. La apuesta política ha sido alta en Guerrero. Los beneficios, también políticos, no se han repartido de manera justa. No se puede perder de vista que hasta antes de la infausta noche del 26 de septiembre, y todo lo relativo al caso Iguala, el principal beneficiario de los esfuerzos desplegados por el gobierno federal, a decir de los sondeos de opinión, fue el entonces gobernador Ángel Aguirre, cuyos méritos en episodios como el golpe de la tormenta tropical Manuel fueron mínimos y, sin embargo, se pudo parar el cuello ante sus paisanos con los esfuerzos y logros del gobierno federal.

Entonces circulaba la versión de que Peña y Aguirre eran amigos y que el paso de Aguirre al PRD no había afectado el vínculo. Una vez que sucedió la tragedia de los normalistas, la amistad, si es que alguna vez fue real, se desvaneció. Aguirre se atrincheró y vendió carísima su salida del gobierno y, contra todo pronóstico, todavía ahora sigue operando desde las sombras de su escondite, como quedó claro con la declaración de Ríos Piter.

Parece que en Acapulco la historia se repetirá, pero con el hijo del gobernador, también llamado Ángel Aguirre, quien quiere ser acalde del puerto y está sumando apoyos. Hace poco, en la temporada de vacaciones de fin de año, el gobierno federal desplegó un esfuerzo supremo para elevar los niveles de ocupación en el puerto. Las cifras alcanzadas demuestran que se obtuvieron resultados positivos. A ese enorme esfuerzo para revitalizar Acapulco se debe añadir la decisión irrevocable de que el Tianguis Turístico de este año se lleve a cabo en Acapulco contra viento y marea.

En estos días, el director general del Consejo de Promoción Turística de México está en una gira internacional que tiene el propósito de convencer a los grandes compradores de Estados Unidos y Canadá de que pueden viajar a Acapulco, hacer buenos negocios, asolearse y regresar a su casa sin un rasguño. Todas esas acciones, más las que se acumulen en los próximos meses, pueden servirle ahora al hijo de Aguirre. No cabe duda que en Acapulco aplica a la perfección aquello de “nadie sabe para quién trabaja”.

Insistencia.- Hemos dicho en este espacio que hay dos estados, líderes en materia turística, la ciudad de México y Guanajuato, que han externado su deseo de ser sedes del Tianguis Turístico 2016. Es obvio que ambas entidades tienen méritos, al grado de que pueden considerarse sedes naturales. Pues bien, ratificando su interés, mostrando sus cartas, Miguel Torruco, secretario de Turismo del gobierno capitalino,  dijo que la ciudad es altamente competitiva en el ámbito turístico nacional e internacional, toda vez que cuenta con la mayor conectividad aérea, la mejor infraestructura en el segmento de congresos y convenciones y una oferta turística y de servicios inmejorable, por lo que el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha solicitado a la secretaria de Turismo federal, Claudia Ruiz Massieu, la sede para el Tianguis Turístico en 2016.  

Éste, dijo Torruco, serviría como corolario a la gran labor que ha venido desarrollando la titular del ramo. A la vez, el responsable de la política turística del Distrito Federal manifestó su apoyo a la Sectur federal para la realización del Tianguis Turístico del presente año en el puerto de Acapulco, destino emblemático de México que merece el respaldo de todo el sector turismo.

@juan_asai

Columnas anteriores