Domingo 15 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Amlovers apapachan al yerno de Trump



Hace poco tiempo, la jauría electrónica de Morena, una de las más feroces del mundo, se lanzó con saña en contra del yerno de Donald Trump, Jared Kushner, y también contra el presidente Peña Nieto y el canciller Luis Videgaray, a quienes trituraron por tener tratos con el norteamericano.

Les dijeron literalmente hasta de lo que se iban a morir. De traidores a la patria y lacayos del imperialismo yanqui no los bajaron. Poco faltó para que esa jauría pidiera que Peña y Videgaray terminaran sus días en el Cerro de las Campanas por el delito de acercarse a Jared Kushner, asesor consentido de Trump, que se ha cansado de humillar a México.

Pasaron algunos días y la Cuarta Transformación llegó a Palacio Nacional. Trump y su yerno siguieron en lo suyo, tratando de declarar emergencia nacional en la frontera con México para conseguir dinero para construir su dichoso muro. En eso estamos cuando se conoció la noticia de que otro presidente y otro canciller, ahora López Obrador y Marcelo Ebrard, volvieron a encontrarse con el yerno de Trump, pero no sólo eso: El encuentro, una cena larga, se llevó a cabo en el domicilio particular de un amigo en común, Bernardo Gómez, el número dos de Televisa. Un escándalo en potencia.

¿Qué hizo ante esto la jauría cibernética de Morena?

Lo lógico hubiera sido que bloquearan esa casa, impidieran la salida de Jared y amagaran con lincharlo por humillar a los mexicanos. Algo así, pero nada. Lo que hicieron fue dejarlo pasar como si no hubiera ocurrido. Algunos de los más vociferantes, como los señores Ibarra y Ackerman, hicieron como que la virgen les hablaba y se pusieron a tuitear sobre otros temas. Quedó claro, no hay tal preocupación por la dignidad mancillada de la patria, sino que son unos porros cibernéticos cuyos principios dependen de sus apetititos políticos o de lo que diga su patrón.

Aseguran testigos que el magnate Bernardo Gómez aprovechó el momento para preguntarle a Andrés Manuel y Marcelo, cómo está eso de que ya se terminó el neoliberalismo.

Alfonso Durazo y el tirador solitario

Mañana se cumplen 25 años del asesinato de Luis Donaldo Colosio, que recibió dos balazos al término de un mitin en una colonia precarista en las goteras de Tijuana. Para las personas de mi edad es imposible olvidar esa tarde y las escenas del video que tiempo después se difundieron sobre el momento del disparo.

Las primeras informaciones que llegaron a la Ciudad de México fueron confusas. Se habló de una agresión al candidato presidencial del PRI, de un botellazo o algo así. Conforme se fueron conociendo los detalles se supo que Colosio tenía dos tiros, uno de ellos en la sien derecha, mortal de necesidad. El asesino fue detenido no sin antes disparar un segundo tiro, lo cual fue francamente desconcertante.

Si bien el mitin de Lomas Taurinas fue un completo caos, el candidato al momento del ataque estaba rodeado de agentes de seguridad, gente del Estado Mayor, policías locales, agentes del Cisen que mostraron una ineficacia estremecedora. Mario Aburto pudo colarse entre jaloneos hasta ponerse al lado del candidato, y sacar un enorme revólver Taurus y dispararle a boca de jarro. Fue el punto culminante de un año horrible, 1994, en el que también mataron a Ruiz Massieu y se registró el levantamiento zapatista.  Hay quien asegura que hay un hilo conductor en esos episodios.

Alfonso Durazo, cercanísimo al candidato priista, hoy es secretario de Seguridad de la 4T y dijo que no cree en la tesis del asesino solitario. ¿Nos ayudará, desde su cargo, a conocer la verdad?

jasaicamacho@yahoo.com
Twitter: @soycamachojuan

Columnas anteriores