Martes 20 de Octubre, 2020 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

La Fundación Slim y la vacuna



La mejor noticia para el turismo en muchos meses la dio Carlos Slim Domit al dar a conocer el acuerdo alcanzado entre AztraZeneca y la Fundación Carlos Slim para contribuir a la producción en México y Argentina, y distribución sin beneficio económica en América Latina, de la potencial vacuna Covid-19, AZD 1222, durante la pandemia. Gracias a este acuerdo se proveerá inicialmente de 150 millones de dosis en la región, excluyendo a Brasil que tiene un acuerdo distinto. 
 
En caso de que los ensayos clínicos resulten exitosos, la vacuna estará aplicándose en la primavera del 2021 y entonces sí, podrá hablarse de que el turismo regresa por sus fueros para volver a ser la actividad que anime el quehacer económico en México y en el mundo. 
 
Digo lo anterior porque a estas alturas está claro que la vacuna es lo único que pude salvar al turismo aquí y en China y también en España donde un fuerte rebrote obligó a tomar medidas preventivas como la cancelación del ocio nocturno lo que un golpe muy fuerte en el verano hispano. Como es natural, varios políticos, comenzando por el presidente, ya tratan de colgarse la medalla, pero lo cierto es la farmacéutica y la Fundación llevarán todo el peso. Todo lo que se haga de aquí a entonces en materia turística en el país, incluyendo las aperturas de ciertos destinos al 30 por ciento y las docenas de reuniones digitales de expertos servirá para mantener abierto en changarro y que los cientos de miles de familias que dependen del turismo tengan un ingreso, pero no pueden llegar más allá de eso.
 
La comunidad turística nacional está atorada en un jaloneo tremendo que no tiende a relajarse sino a complicarse. Ya no se cuidan como hace semanas las formas, eso quedó atrás, ahora todo es directo, duro y a la cabeza. Es así y no es fácil meter reversa porque el año que entra son las elecciones y los grupos están cada vez más irascibles. Los ánimos están caldeados y hasta la relación del Tianguis Turístico virtual empieza a pagar las consecuencias, pues comenzaron las primeras muestras claras de que no todo mundo quiere entrarle y mucho menos pagar para ser parte de la muestra digital. 
 
No digo, para que conste en actas, que las docenas de reuniones de zoom sean inútiles, nada de eso, sirven para evitar caer en el pánico haciendo planes para el futuro, pero no sirven para reactivar el turismo que va por otro carril, uno que pasa por la ciencia, la tecnología y los dólares, como siempre.

Columnas anteriores