Domingo 08 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Nuevo ente de promoción turística



El turismo se encamina a otro buen año a nivel mundial. Viajar es parte de la naturaleza humana. Conocer otros lugares, interactuar con gente de otras culturas, escuchar voces distintas, disfrutar sabores diferentes. El turismo es un sector resiliente. Esto es, ante las adversidades se dobla, pero no se quiebra. Las malas rachas no duran para siempre. Países que pararon en seco su actividad turística por cuestiones de inestabilidad política o violencia, al poco tiempo comienzan a recibir gran cantidad de visitantes.

Las nuevas generaciones se consideran ciudadanos del mundo. Viajar es parte de su modo de vida. Lo ven como algo natural. Cada año se desplazan por el mundo más de mil 300 millones de personas y la cifra tiende a subir. Estamos ante una actividad que genera prosperidad y que tiene para algunos países, como México, una ventaja colosal: requiere de mucha mano de obra. El turismo genera empleo, en particular para mujeres y jóvenes.

La competencia por las divisas que genera el turismo es descarnada. Naciones de Europa y Asia compiten con intensidad, sin distracciones y suelen quedarse con las tajadas más grandes no sólo en número de visitantes, sino en lo que es más importante, en el monto de las divisas captadas, del dinero que entra a las cajas registradoras de hoteles, restaurantes, casinos, bares, museos, líneas aéreas, ferroviarias, de autobuses, taxis, y de todas las empresas vinculadas a un sector que genera cerca del 10 por ciento del PIB y del empleo mundial. Se dice fácil, pero es una barbaridad.

México llega al final del 2018 en el sexto lugar mundial por número de visitantes extranjeros, lo que está muy bien, pero en cuanto al dinero, que como señalé arriba, es el dato duro, estamos abajo, en el lugar 15. México tiene una oferta hotelera de alto nivel con más de 800 mil cuartos disponibles, aunque con una concentración excesiva en cinco destinos que dominan el escenario: Cancún, CDMX, Playa del Carmen, Los Cabos y Vallarta. La racha de ascensos en el ranking internacional por número de visitantes está cerca de terminar. El año próximo es posible que bajemos dos o tres lugares, pues países a los que rebasamos en los meses recientes se recuperaron y están compitiendo muy fuerte.

 

¿Y después del CPTM? El cambio de sexenio generó turbulencias fuertes en el sector turístico de México que tardarán en estabilizarse. La cancelación del aeropuerto de Texcoco, el lanzamiento, previo permiso de la Madre Tierra, del proyecto del Tren Maya y sobre todo la liquidación del Consejo de Promoción Turística de México suponen un cambio en las reglas del juego que no será sencillo digerir para todos. El reto para Miguel Torruco y su equipo es superar pronto la etapa de reacomodos del poder y ponerse a trabajar en lo sustantivo. La desaparición del CPTM no supone la desaparición de la promoción, que de todos modos tiene que hacerse, pues no es opcional.

El propio secretario Torruco anunció que promoverá la creación de un nuevo ente encargado de esta tarea. Espera que la iniciativa privada contribuya de manera directa en el financiamiento. No se trata, como antes, de que un grupo específico de empresarios, con padrinazgos políticos fuertes, se queden con los beneficios de la promoción, sino que todos entren en el financiamiento. “Llegó la hora de que los empresarios también colaboren con la Cuarta Transformación”, terminaron los tiempos es que todos se formaban en la ventanilla de Papá Gobierno, dijo Torruco hace poco. Ya hay empresarios que levantaron la mano, pues detectaron áreas de oportunidad. Los que no cooperen se quedarán seis años al margen.

 

jasaicamacho@yahoo.com
Twitter: @soycamachojuan

Columnas anteriores