Jueves 12 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

El arte de pescar cruceros turísticos



Turismo.- Los cruceros turísticos son veleidosos bichos marinos difíciles de pescar. Para que alguno caiga en la red hay que poner en práctica toda la habilidad de turisteros expertos y muchas veces ni siquiera así muerden el anzuelo. A veces pican, pero al más mínimo pretexto se escapan. Pero vale la pena intentarlo porque  suponen una ganancia importante que no podemos darnos el lujo de perder, sobre todo porque México tiene más de 10 mil kilómetros de litorales ubicados al lado del mercado más grande del mundo, que es Estados Unidos.

La existencia de los cruceros turísticos es una muestra colosal del ingenio para crear un producto turístico y construir un mercado. Perdida de manera irremediable la batalla de trasladar turistas ante las líneas aéreas, se  optó, a mediados de la década de los años 70, por buscar un ángulo en el que los aviones no pueden competir: hacer del viaje, del traslado la verdadera experiencia  turística. En los cruceros importa menos donde llegarán que lo que ocurre a bordo. Ofrecen tantas amenidades que los cruceros ya dejaron de ser hoteles flotantes para convertirse, dicen los expertos, en verdaderos resortes. Dan a los pasajeros las mismas experiencias que un establecimiento en tierra, pero a la mitad del océano. Para sustantiva del crucero para los turistas es conocer puertos hermosos, que completen la experiencia. Para las empresas navieras lo importante son las ganancias, por eso buscan qué puerto me ofrece las mejores condiciones de operación a precios competitivos. La competencia en este segmento, como en otros de la industria de los viajes, es feroz. Las navieras tienen la sartén por el mango.

Lo anterior a propósito de que este martes la secretaria de Turismo federal, Claudia Ruiz Massieu, emprende una gira de trabajo por Miami, Florida, que busca, asegura la información oficial, reposicionar a México como destino de cruceros. La funcionaria encabeza una delegación mexicana que asiste al Cruise Shipping Miami, evento que congrega, desde hace tres décadas, a los directivos de las principales empresas navieras del orbe. Para calibrar la intensidad de la competencia, cabe señalar que asisten representantes de 123 países que quieren su tajada. Ruiz Massieu tendrá reuniones, al más alto nivel, con los presidentes de las navieras Carnival Corporation & PLC, Micky Arison; de Royal Caribbean International, Adam Golstein, y de Norwegian Cruise Line, Kevir Sheehan. También habrá un amplio programa de conferencias en el que los expertos del mundo de los cruceros analizan las tendencias y novedades que afectan a este segmento.

En la gira de trabajo,Claudia Ruiz Massieu estará acompañada por los gobernadores de Sinaloa, Mario López Valdez, y de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, dos estados relevantes en el tema pero que ofrecen condiciones contrastantes. Mientras Sinaloa se esfuerza por regresar a un juego del que  fue expulsado, Quintana Roo se esmera por mantener su posición de liderazgo. La isla de Cozumel es, por si no lo sabía el lector, la principal receptora de cruceros del país y durante algunos años ocupó el primer lugar mundial.

La tendencia de arribo de cruceros presenta una línea descendente que en los últimos meses ha comenzado a dar muestras de vitalidad. Es importante decir que la actividad es crecer a nivel  global, pero en México decrece o se mantiene en los mismos rangos. Lo cierto es que los puertos del Pacífico atraviesan por una temporada de vacas flacas que ya ha durado demasiado y no es sencillo dar con las causas. La inseguridad de algunas terminales generó una percepción equivocada que permeó en toda la costa oeste. Una mala tarde en Mazatlán propició una crisis de la que Sinaloa no ha podido emerger, a pesar de los esfuerzos sistemáticos del gobernador Mario López Valdés. Mazatlán llegó a recibir 200 cruceros en un buen año y la cifra cayó, aunque usted no lo crea, a cero, uno o dos cruceros. El año 2014 arrancó con mejores perspectivas en ambas costas que permiten cierto optimismo que debe completarse con un intenso trabajo de negociación como el que se emprende ahora en Miami y cuyos resultados comenzaremos a ver hasta el 2015, pues los itinerarios de los cruceros para el  2014  ya están definidos.

jasaicamacho@yahoo.com

@juan_asai
 

Columnas anteriores