Domingo 08 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

La pareja del año



Con la novedad de que Andrés Manuel López Obrador y Rubén Núñez se perfilan para convertirse en una de las parejas más controvertidas del año 2015, como ésas que hacen las delicias de quienes gustan de la novelas rosas, sólo que en esta ocasión será nota roja.


López Obrador, quien tiene debajo de su cama las escrituras del partido Morena, le pidió una cita pública, sin sonrojarse, al todavía dirigente de la Sección 22 de la CNTE con sede en Oaxaca. A pesar de estar pasando por horas muy amargas, el otrora poderoso dirigente al que le acaban de clausurar el negocio, se puso remolón y no ha dado su bracito a torcer. Obrador usó un video como hacen los chicos de hoy para mostrar su interés. Que en el primer intento lo hayan rechazado no significa nada. Sabemos todos que Obrador es persistente como se demuestra con el hecho de que va por su tercera candidatura presidencial, de modo que lo volverá a intentar.


Los fans del tabasqueño, que son cientos de miles sobre todo aquí, en el Altiplano, aseguran que su instinto político es infalible. No concuerdo. Me parece que está fuera de forma, no anda fino, se equivocó. En estos días acercarse a la Sección 22 es tóxico. Se trata de un grupo que está, por méritos propios, en el ojo del huracán. En cualquier momento pueden quedar al descubierto sus lazos con la guerrilla, o con gavillas de secuestradores. Sus tranzas con el presupuesto del Instituto de Educación Pública de Oaxaca son para avergonzarnos a todos, pues en realidad esos recursos se han usado para muchas cosas, sobre todo la agitación política, excepto para educar a los niños de Oaxaca. Los maestros de esa sección no tienen defensa. Se han dedicado en cuerpo y alma a la extorsión. Sus alumnos no los conocen.


Si de verdad Morena quiere ayudar al estado de Oaxaca, en particular resolver alguna de sus necesidades educativas, hay mucho por hacer. ¿Qué le parece a López Obrador emprender una cruzada para darle dignidad a miles de escuelas de Oaxaca que no tienen piso, ni techo, ni mucho menos baños o agua potable? Eso sería de gran ayuda, aunque tal vez no tenga tanto impacto político. Lo otro, transformarse en compinche de la 22, es un disparate.


López Obrador aprovechó el video para romper lanzas con el gobernador Gabino Cué, a quien ayudó y mucho en la primera etapa de su campaña para arrebatarle la gubernatura de Oaxaca al PRI. Recorrió con Gabino todos los municipios de la entidad. Una vez que se conformó la alianza que lo llevaría al poder, Gabino le pidió al tabasqueño hacerse a un lado y lo borró, literalmente, de todas las fotos. Gabino ganó, pero en un error histórico, no le entregó el gobierno al pueblo, para beneficio de la población mayoritaria, para superar sus ancestrales carencias, la desigualdad aplastante.


No hizo nada de eso. Gabino se entregó a grupos de poder que formaron parte de la APPO, entre ellos de manera destacada la Sección 22. Cuando la reforma educativa irrumpió en el horizonte, quedó planteado un diferendo sin solución sobre el control del proceso educativo; a menos, claro, que se tomara una medida de fuerza. Ya se tomó. La desaparición del IEEPO cambió las reglas. Ahora todos los implicados tendrán que atenerse a las consecuencias. Habrá muchos jaloneos, pero la maquinaria del Estado mexicano ya se echó a andar. No hay manera de detenerla.

jasaicamacho@yahoo.com
@juan_asai

Columnas anteriores