Martes 10 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Leonardo Da Vinci se las sabía de todas, todas.



Como es del dominio público Leonardo Da Vinci se las sabía de todas, todas. Es el paradigma del hombre del Renacimiento. Su destreza magistral no se limitaba a la pintura, sino que incursionó en ámbitos tan disímbolos como la botánica, la aerodinámica y también la anatomía, entre otros. Fue inventor de una serie de artilugios que todavía hoy deslumbran por su genio. Es, sin duda, una de las cumbres de la cultura occidental.


Ahora que se informó que el Instituto Nacional de Bellas Artes abrirá en los próximos días una exposición de Leonardo, vale recordar, sobre todo para aquellos lectores jóvenes, digamos menores de treinta años, que la primera muestra de trabajos del coloso florentino se presentó en México, también en Bellas Artes, en la década de los años 80. Se trató de una selección de los Dibujos Anatómicos propiedad de la Biblioteca Real del Castillo de Windsor, en Reino Unido.

No fue sencillo traer la muestra. Tiene una historia que les comparto sin ganarle nada. Hay que remontarnos a la vista que realizó la Reina Isabel a nuestro país en 1975 y que fue coordinada por Juan José Bremer, que era secretario particular del presidente Echeverría. La visita fue un éxito y la Reina regresó contenta a su palacio. Pasó el tiempo. Varias solicitudes oficiales de que los dibujos anatómicos de Leonardo se exhibieran en México no prosperaron. Entonces el otrora director del INBA viajó a Londres y por conducto del secretario particular de la Reina insistió en que la petición mexicana se hiciera de su personal conocimiento. Para sorpresa de todos, excepto del propio Bremer, que por cierto actualmente es nuestro hombre en La Habana, Cuba, apenas una semana después la casa real puso a disposición de México los dibujos de Leonardo para que pudieran ser admirados por la población.


No está demás añadir que los gastos para el traslado y el montaje corrieron a cargo de los ingleses como muestra de agradecimiento por la hospitalidad con la que fue recibida en nuestro país. Bremer ha sido sobre todo un diplomático. Ha encabezado la misión mexicana en países del rango de Reino Unido, Estados Unidos, España y Alemania, pero también se le reconoce como promotor cultural y aquella primera muestra de Leonardo en México fue uno de los logros más relevantes.
La nueva exposición de trabajos de Leonardo, según lo que informan Bellas Artes y Conaculta, gira en torno al concepto de la belleza. Vienen 11 obras originales del artista,  que destacan un rasgo que hace único a Leonardo, la conjugación de arte y ciencia, y cuatro piezas elaborados por artistitas de su taller. La exposición abre el próximo viernes. La exhibición hizo escalas previas en Virginia y Boston.


El concepto curatorial original es de John T. Spike. El crítico neoyorkino es uno de los más respetados especialistas del arte del Renacimiento. Las piezas exhibidas provienen de la Biblioteca Real de Turín, antigua biblioteca de los reyes de Italia, que custodia los trabajos de Leonardo da Vinci y que, por sus contenidos históricos y artísticos, dan cuenta de la importancia del creador italiano. Las filas afuera del recinto serán de pronóstico reservado, pero valdrá la pena hacerlas pues se trata de una experiencia única. Podrían pasar otras tres décadas para que una oportunidad similar se repita.

Columnas anteriores