Lunes 09 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Para extender la buena racha, competir mejor



Turismo.- La competitividad es el reto más importante que tiene el sector turístico,  y  es la clave para  extender  la  buena  racha  registrada  en los  últimos  dos  años.  En una ponencia  en la  Universidad de  Negocios, la  secretaria  Claudia  Ruiz Massieu reconoció una pérdida de competitividad frente a destinos de países emergentes.  Frente a ello, explicó, el país no se  ha  quedado  con los brazos  cruzados, sino que  se  han establecido estrategias para consolidar al país como un destino de clase mundial, confiable, atractivo y sustentable. Esperamos que la innovación, el uso eficiente de los recursos turísticos y la calidad tengan un papel preponderante y central.

“Impulsar la competitividad turística del país también implica subsanar los rezagos en materia de infraestructura y de recursos humanos plenamente capacitados para brindar atención y servicios de calidad”.  Mencionó que el fortalecimiento del crédito y la inversión turística para el desarrollo de negocios también abonan a la competitividad de los destinos.

Vale  la pena recordar factores que determinan la competitividad,  como  la  innovación,  que está  asociada  a la  creatividad; la productividad, que  puede  definirse  como hacer más con menos; la  diversificación,  que consiste  en dar  a los  visitantes  nuevas opciones; la profesionalización, que es la  capacitación  permanente  de  los  recursos  humanos,  y, claro, la  sustentabilidad  que se  refiere  a la  relación  amigable  con el medio ambiente.

Nuevo  enfoque.-  En la prensa  local apareció  una  nota  que  refiere  que  los  hoteleros  organizados  de  Michoacán cambiaron  su  estrategia  de  promoción  del  destino  al que  ahora  promueven  en  reuniones  directas  con  las agencias  de  viajes  en la  plaza  emisora  como la  receptora. Se habla  de  sitios  dentro,  pero  también  fuera  del  país. Las  agencias  siempre  han  tenido un papel  importante  que  ahora  se  refuerza, con más  viajes  de  familiarización  y promociones  con paquetes.  Michoacán  tiene  una  oferta  interesante  de  18  mil  500  habitaciones.  La vocación  turística  de la entidad  es  evidente  y la posibilidad  de  un  reforzamiento  de la vida  institucional  tiene  optimistas a  los  prestadores de  servicios.

Dragón.-  Los  destinos  turísticos  interesados  en  registrar  altas  tasas de  crecimiento en el  futuro próximo tienen que  tomar  en consideración  el  efecto China.  El  gigante  de  oriente  ha  escalado  con  velocidad  vertiginosa   escalones  en  los  ratings.  Llegaron para  quedarse  un  muy  buen  rato. Ya  son los  que más  viajan,  pronto serán  los  que  más  reciben.  No  extraña  que la  secretaria de  Turismo de  Quintana  Roo, Laura  Fernández,  haya  enfocado parte  de  su  agenda  a reuniones  con  representantes  empresariales  de  China  para  atraer  la  inversión  directa  en la entidad,  en el  turismo,  claro, pero  también en el área  inmobiliaria. 
La decisión pone  de  manifiesto  la  sensibilidad  del  gobierno de  Roberto  Borge  para  sintonizar lo que  buscan  los inversionistas  chinos  con lo que  puede  ofrecer  el estado de  Quintana  Roo,  que  es  mucho  y  en diversos  órdenes.  La  entidad. Líder del  turismo en América  Latina,  tiene  muchas  ventajas, como la  infraestructura  aeroportuaria  de mayor  operatividad, lo que  es  una  ventaja  comparativa. Los chinos están decididos a invertir fuerte,  con  todo. No se  andan  por las ramas. Tienen, por  cierto, dinero fresco, listo.

Isla.-  Siguiendo  en Quintana  Roo,  se  dice  que el  2015  será  definitivo  en el posicionamiento global  de la  isla  de  Holbox,  que  tiene  potencial para  ponerse  de  moda  y  atraer  visitantes  nacionales,  norteamericanos  y  europeos.  Su  belleza  natural  impresiona,  es  como dice  la promoción un verdadero  tesoro. La  idea  es  que la comunidad  turística  del  lugar  y el gobierno del estado  trabajen en equipo, con una agenda  compartida.

Juan Manuel Asai
@juan_asai

Columnas anteriores