Martes 10 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Los empresarios y su Bronco



Me resisto a creer que un grupo importante del empresariado tenga la intención de convertir a El Bronco en jefe del Estado mexicano. La gente de dinero no se hizo millonaria por ingenua o tonta, sino porque suelen pasarse de listos. ¿Los empresarios que se vistieron de vaqueros para escuchar el discurso del Bronco el día de su toma de posesión están satisfechos de lo que vieron, quieren ser parte de eso, quieren darle a eso dimensión nacional?


Apuesto doble contra sencillo que no contratarían a El Bronco, con todo y caballo, para ser director de una de sus empresas. Sin embargo ya sirvieron de plataforma para hacerlo gobernador del estado de Nuevo León. Ahora lo quieren mandar a vivir en Los Pinos. No es justo. Lo que no aceptan en sus empresas  lo quieren para el país. Se trata de un caso clínico de desprecio de la vida pública. Es, si me apuran, una suerte de racismo. A la raza hay que darle pan y circo. Si la raza quiere un Bronco pues lo envolvemos para regalo, lo montamos en un caballo y se los damos. Santo remedio, para eso somos dueños del estado, para hacer lo que nos convenga.


Castigo a los ciudadanos.- Entiendo, y hasta comparto, su molestia, me refiero a los empresarios, con el desempeño de la clase política de Nuevo León que  metió al estado en una crisis de seguridad, pero de eso a recurrir a un sujeto como ese para hacerlo gobernador y además, como se salieron con la suya, querer hacerlo presidente de México hay una distancia enorme que no deberían transitar sin pensarlo dos o tres veces. Quieren castigar a los políticos y le pegan a la gente. Quieren demostrar que no necesitan a la clase política y recurren a un histrión porque tampoco necesitan a los ciudadanos.


En el caso de El Bronco estarían haciendo una apuesta muy arriesgada. El sujeto da muestras inquietantes de que ya se creyó su personaje. Ya perdió los límites entre la actuación y la realidad. Porque lo cierto es, aunque hagan como que ya se les olvidó, que se trata de un priista de medio pelo que fue tocado por la diosa fortuna del empresariado regio y después de una agitada campaña ya incluso hace pucheros en público por su caballo. Está para recibir ayuda profesional.


¿Están seguros los empresarios de que El Bronco seguirá sus instrucciones? Imagino que lo que quieren es que los deje trabajar, que no se meta si no lo llaman, les cuide las espaldas y entretenga a la gayola con cabalgatas y groserías Los empresarios se entenderán con Elizondo que habla el mismo idioma y que para eso está, para eso lo mandaron sumarse a la campaña. El tiro les puede salir por la culata. Antes de comprometer dinero para la campaña presidencial deberían esperar al menos un año para ver si es confiable.


Hay algo en la estrategia del empresariado que no cuadra. Alentar las ambiciones de El Bronco supone establecer desde ahora un pleito a muerte con el Peje. Que esos dos luchen desde hoy como lo están haciendo es la mejor noticia que ha recibido en mucho tiempo el Partido Revolucionario Institucional, cuyo candidato llegaría fresco al 2018, sin el desgaste de una larga precampaña. Ahora que si están acicateando a El Bronco para poner contra las cuerdas a López Obrador y que el PRI se quede otros seis años, es otra cosa. Sería una carambola política muy fina y sí, se estarían pasando de listos.

@juan_asai

Columnas anteriores