Sábado 07 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Urge apoyo a los hoteleros de Oaxaca



Turismo.- La definición del turismo como una política pública prioritaria está en proceso de construcción. Aparece con relativa frecuencia en los discursos de funcionarios pero su aplicación en la realidad cotidiana todavía es confusa. Nadie sabe bien a bien cuáles son sus alcances.

Lo anterior viene a cuento por las movilizaciones de integrantes de la comunidad turística de Oaxaca, hoteleros principalmente pero también otros prestadores de servicios del sector, en protesta porque los bloqueos de los activistas de la CNTE, los de la Sección 22, que han colapsado sus negocios ubicados en el centro histórico de esa ciudad. 

Si el turismo es una actividad prioritaria sería lógico asegurar la continuidad del servicio sobre todo en etapa de vacaciones de verano. Lógico porque el ingreso de cientos de familias depende de que los hoteles, restaurantes y tiendas de recuerdos puedan funcionar sin contratiempos, cosa que al menos en el Centro Histórico de Oaxaca no ocurrió. La pregunta es: ¿Si los efectivos de la CNTE hubieran impedido el funcionamiento normal de una central eléctrica o una de Pemex, que son instalaciones estratégicas, se hubiera permitido? Si la respuesta es que las fuerzas del orden hubieran tomado cartas en el asunto, entonces eso significa que no es verdad que el turismo sea prioritario, que todavía le falta.

Hace unos días los hoteleros oaxaqueños le pidieron al presidente Peña Nieto intervenir para resolver los problemas de la entidad, en particular los bloqueos de la CNTE. Se lo piden a las autoridades federales porque las municipales y estatales están, literalmente, pintadas. “No nos deje solos. Le pedimos muy respetuosamente que atienda esta problemática y que venga el gobierno federal a poner orden. El gran legado que usted puede hacer a los oaxaqueños durante su gestión presidencial es justamente dejarnos un Oaxaca donde se aplique el Estado de Derecho”. Es lamentable que nadie quiera tomar cartas en el asunto. El reclamo de las Asociación de Hoteles y Moteles de Oaxaca es legítimo y merece tener eco.

Me parece que los primeros que deben secundarlos son sus colegas hoteleros de otras entidades federativas y a nivel nacional. También se podrían sumar los agentes de viajes, restauranteros, líneas aéreas y de autobuses porque al final del día todos resultan afectados. Una cosa es clara, en  ningún momento los hoteleros  dicen que están en contra del derecho a la libre manifestación de ideas, aunque sean las ideas demoniacas de la  CNTE, que se expresen a sus anchas pero sin afectar los derechos de otros que no pueden, aunque quisieran, resolver sus reclamos. La comunidad turística debe mostrar más vitalidad a la hora de defender a los suyos. 

En Oaxaca el recuerdo del plantón de la APPO todavía estremece. Colapsó la actividad económica del centro de Oaxaca. Me tocó visitar la entidad en aquellos momentos aciagos y no olvido a mujeres dueñas y empleadas de pequeños comercios de artesanías que con lágrimas en los ojos lamentaban estar en el olvido y soportar todos los días las agresiones de los activistas, cuyo líder más visible es ahora diputado local. Es verdad que la situación imperante no se replica, por fortuna, en otras entidades de la República. Los poderes formales del Estado ahí se han diluido. La Federación, hay que decirlo, le ha hecho un vacío. Ante eso, los turisteros de la ciudad y del estado han lanzado un llamado de auxilio que aquí rescatamos con la demanda de que otras voces del sector se alcen ya sea pedir al gobernador Cué que haga su trabajo o que los integrantes de la Sección 22 busquen otras opciones de lucha que no lleve a la ruina a la comunidad turística de la entidad.

jasaicamacho@yahoo.com
@juan_asai
 

Columnas anteriores