Lunes 28 de Septiembre, 2020 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

El pavor de las pensiones



Quizá para muchos haya pasado inadvertido el dato. Posiblemente lo atribuyeron a una escapatoria o una idea ya enunciada y anunciada con anterioridad, pero cuando el Señor Presidente dijo ayer sobre su preocupación por las pensiones, por encima de otros graves problemas no se deslindaba de un diálogo, sino expresaba un tema cuya circunstancia es posiblemente la más grave en el país: el sistema de pensiones “institucionales”.
 
De acuerdo con declaraciones ya conocidas, esto vale la pena recordar:
 
“El presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Abraham Vela, dijo que a excepción del sistema de Afore, los casi mil sistemas de pensiones que hay en México están técnicamente quebrados.
 
En el presupuesto para 2019 se destinó un billón de pesos para el pago de pensiones en el país, de los cuales 150 mil millones corresponden al pago de la pensión universal de la actual administración”.
 
Esto sería como el Fobaproa, pero cien mil veces más, me dijo un experto. El boquete de las pensiones, el agujero negro por donde se puede ir la economía nacional por varias generaciones.
 
“Lo que acaba de pasar en Chile o en Francia sería un juego de niños si esto se desbarranca”.
 
Por eso esta declaración del Señor Presidente debe conservarse en los archivos. Hará falta recordar cuándo lo dijo y cómo lo dijo:
 
“…Si tengo que enviar una iniciativa preferente sería la de elevar a rango constitucional el derecho a la pensión de adultos mayores, a personas con discapacidad y el derecho de estudiantes pobres a recibir una beca… Lo estoy viendo, porque coincidimos con los legisladores… no creo que yo que haga falta (una iniciativa preferente para llevar las pensiones de los adultos mayores, no las pensiones del sistema institucional), lo único que les voy a pedir es que sí le den atención preferente, es decir, que se revise, analice y apruebe, en su caso, en comisiones y en el pleno para tenerla lo más pronto posible.
 
“Eso es lo que más me importa…
 
“…Ayer, por ejemplo, salió esta polémica sobre la nueva ley de… ¿cómo se llama?, de… sí, judicial, pues no es prioridad para nosotros, o sea, ni la conocía, pues…
 
“…¿Cuánto tiempo duró en la Constitución, en el artículo 4º el derecho del pueblo a la salud, y fue letra muerta? Existía desde 25 años el derecho y los mexicanos, la mayoría de los mexicanos no tenía garantizada la atención médica y los médicos gratuitos. Entonces, ahora lo que queremos es que todo eso pueda ser de aplicación obligatoria.
 
“En el caso de la pensión, lo que estoy planteando es que incluso en la misma Constitución quede establecido de que nunca el presupuesto va a ser menor al del año fiscal anterior, o sea, para que siempre se garantice en el presupuesto el financiamiento para la pensión con carácter obligatorio, es un derecho de todos los mexicanos…”
 
Pero mientras eso preocupa al Señor Presidente, en el caso de las pensiones (IMSS, ISSSTE), un gato negro se coló por los pasillos de la Suprema Corte de Justicia, un criterio alarmante:
 
Dice un documento al cual este reportero tuvo acceso:
 
“…régimen transitorio del sistema de pensiones entre las leyes del IMSS derogada en 1973 y vigente el límite superior que se debe aplicar al salario promedio de las 250 semanas de cotización que sirve de base para cuantificar las pensiones de los asegurados del régimen transitorio que optaron por el esquema pensionario de la derogada ley de 1973….
 
“…Al ser distintos los regímenes pensionarios establecidos en la Ley del Seguro Social derogada y la vigente, la contradicción de tesis, emitida por la Segunda sala de la SCJN, determinó que tratándose de asegurados que se ubican en el régimen transitorio; esto es, con la posibilidad de optar por uno de los dos regímenes, y que se acogieron al esquema de pensiones de la derogada Ley del Seguro Social 1973, les resulta aplicable el tope máximo de diez veces el salario mínimo previsto en el artículo 33 segundo párrafo del mismo ordenamiento.
 
“Con lo anterior queda muy clara la aplicación del tope máximo establecido para el pago de las pensiones de Invalidez, Vejez y Cesantía, en edad avanzada, lo que resulta beneficio para el IMSS desde el punto de vista económico.”
 
Esto quiere decir, se baja el tope salarial y la pensión se achica. De por sí…
 
El beneficio financiero para el IMSS, sería un enorme perjuicio para los jubilados y el cálculo de sus futuras pensiones, las ajenas al beneficio electoral.
 
 
Twitter: @CardonaRafael
rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com

Columnas anteriores



AAA