Domingo 21 de Julio, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Declaraciones tras los cien días


Si hiciéramos un verdadero balance de hechos en cuanto a los primeros “cien días”, tan analizados, comentados y revisados como para no dudar de una inducción del propio Gobierno en la confección de una agenda pública, veríamos en ese balance —para ser como el refranero—, mucho ruido y pocas nueces.

Hemos visto un catálogo, en el mejor de los casos, de estrategias electorales infinitas e inagotables (se les llama programas sociales, pero en realidad son programas clientelares extendidos hasta en disputa por ellos contra el sector “social civil”), o demoliciones simbólicas de los fastos del pasado inmediato, pero nada más.

Todo se ha ido en condenar y cancelar; no en edificar. El caso del aeropuerto es el más notable. y tan absurdo ha sido, como para ya ni siquiera insistir en el más grande disparate de la obra (sin obra) pública en nuestra historia reciente. Un brutal despilfarro, con el aplauso ensordecedor de la galería: 80 por ciento de aprobación. No lo tenía ni Obama. Pero en el inicio del día ciento uno, revisemos estos dos planteamientos:

“(El Financiero).- El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó este sábado a terminar con las divisiones partidistas y dijo estar “hasta el copete” de la politiquería y la “grilla”. Durante un evento de entrega de apoyos de los programas del bienestar del gobierno federal en Jalisco, López Obrador escuchó abucheos cuando nombró al gobernador de esa entidad, Enrique Alfaro, por lo que pidió a los asistentes optar por la reconciliación.

“‘Ya chole, ya que se vaya por un tubo la politiquería, la grilla, ya me tiene hasta el copete. ¿Qué ganamos con eso? Nada’, declaró”.

No se trata de polemizar, pero quien hizo de la rechifla un recurso constante en las relaciones con los Estados, fue su propio partido “reventador”, con todo y los mal llamados protocolos o instructivos de metodología escandalosa. Y en el mismo sendero se dijo esto, apenas el domingo pasado:

“ (SE).- En su visita a la capital de Puebla, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que no permitirá que aspirantes a un cargo público usen su nombre para beneficiarse de cara al proceso electoral, a la par de que pidió una elección sin fraude para ‘demostrar que existe democracia’.

“En el marco de sus 100 primeros días de gobierno, ante miles de personas que se dieron cita al Centro Expositor, manifestó que ya no pueden permitirse las actitudes antidemocráticas como: compra de votos, traficar con la pobreza de las personas, acarreos de gente, falsificar resultados electorales o fraude.

“Acompañado del gobernador interino, Guillermo Pacheco Pulido, dejó en claro que el gobierno federal no tiene partido ni sindicato, sino que es para todos los ciudadanos, pues los tiempos en que se cometían esas prácticas ya se acabaron, por lo que no se permitirá que se use el presupuesto para favorecer a algún candidato.

“‘Ya no queremos al político fantoche, corrupto, que tanto daño le ha hecho a Puebla y México, ayudemos entre todos, nada que te voy a jalar de la mano o que es mi amigo, porque cuando quieren llegar los que no tienen ideales o convicción ahí andan de barberos, simulando que les importa mucho el pueblo’, asentó”.

Decir todo esto en Puebla, cuando el jaloneo electoral  ha enfrentado hasta a su partido en el Senado de la República, pues mientras Yeidckol, etc., insiste en colocar a Miguel Barbosa, a pesar de sus imprudencias y su derrota, Monreal prefiere a uno de los suyos, Alejandro Armenta, no tendría otro destinatario sino MB mismo, quien no ha invocado (hasta donde se sabe), el nombre de San Andrés, pero sí ha sido públicamente bendecido por quien ahora dispensa favores, reparte cargos y prebendas: el mismo santo.

Recordemos lo dicho por el presidente Andrés Manuel (electo, pero presidente al fin) el año pasado:

“(Etc.).-Para el ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador electo de Puebla es Miguel Barbosa, según lo manifestó durante la reunión privada que tuvo el pasado miércoles con los diputados, senadores y gobernadores electos de la coalición Juntos Haremos Historia, a la cual también asistió Barbosa Huerta.

“En un video que circula en redes sociales sobre dicha reunión, el virtual Presidente electo, expresa:

“‘Quiero destacar que para nosotros, el gobernador electo de Puebla es Miguel Barbosa’, tras lo cual los asistentes le aplauden y corean la consigna: ‘¡Barbosa, gobernador!’, ovación que el poblano agradece sonriente”.

¿Cuándo se volvió “fantoche” Barbosa? Quizá cuando calificó el accidente de Alonso y Moreno Valle como un magnicidio.


rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com