Sábado 17 de Agosto, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

¿Ha muerto el perro?



Por lo pronto los coordinadores de las principales fracciones parlamentarias en San Lázaro se sumaron casi de inmediato a la decisión del gobierno oaxaqueño. Así fue divulgado en las horas del mediodía de ayer.

No faltará quien diga ante la extinción del costosísimo (en todos sentidos) Instituto Estatal de Educación Pública del Estado de Oaxaca, ése no era el problema, el grave asunto son los maestros y esos siguen, con IEEPO o sin él.
Si bien en un momento la rabia se acaba cuando muere el perro, el fallecimiento del can infectado no erradicó el mal. Ni siquiera Louis Pasteur pudo hacerlo, cuando mucho nos vacunó en la barriga.


Sin embargo esta decisión de Gabino Cué, la única verdaderamente importante durante su débil y sometido gobierno, debe ser respaldada de manera unánime pues constituye un paso indispensable para desarticular el ámbito de beneficio feudal y económico de los profesores oaxaqueños quienes hallaron ahí su gallina ponedora de “huevo(ne)s” de oro.


Tras el anuncio de Cué, simbólicamente acompañado por el vocero presidencial, Eduardo Sánchez y el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, la Policía Federal tomó el control del edificio del extinto instituto, lo cual no va a impedir la marabunta de quejosos quienes presentan la decisión como un agravio represivo en contra del “magisterio democrático nacional” y complementan sus amenazas de movilización con el ya sabido catálogo de lugares comunes propios de la demagogia.


Por lo pronto los coordinadores de las principales fracciones parlamentarias en San Lázaro se sumaron casi de inmediato a la decisión del gobierno oaxaqueño. Así fue divulgado en las horas del mediodía de ayer:


“Interpretamos que este anuncio busca recobrar y fortalecer la rectoría educativa del Estado; es la mejor manera de evitar que se confundan en el futuro los roles de la actividad magisterial con las funciones administrativas de la reforma educativa”, dijo el priista Manlio Fabio Beltrones.


“Durante un mensaje a los medios de comunicación, Beltrones Rivera, acompañado por Marcelo Torres Cofiño (PAN) y Miguel Alonso Raya (PRD), manifestó a nombre de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) su beneplácito para garantizar la aplicación de la reforma educativa”.


“Es que sin la educación –lo sabemos todos– no hay solución a los problemas en un país. Ésta es la principal riqueza que nosotros le podemos generar a México, darles una educación de calidad que nos iguale a los mexicanos en competitividad a futuro”, agregó el político sonorense”.


Por su parte los afectados esgrimieron los mismos argumentos de siempre, pero magnificados por la contundencia de la decisión:


“La decisión y anuncio sobre la desaparición del Instituto Estatal de Educación de Oaxaca (IEEPO) –dice Guadalupe Thomas, de Quadratín—, tomó por sorpresa a la Sección 22 de Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes calificaron la acción del gobierno federal como una provocación”.


“El líder de la 22, Rubén Núñez, en breve entrevista telefónica con ‘Quadratín México’, aseguró que en estos momentos sostendrán una reunión con sus agremiados con carácter de urgente para delinear las acciones en contra de esta aplicación”.


“Yo lo que puedo decir en estos momentos es que fue un evento sorpresivo, algo que no nos esperábamos y que el gobernador Gabino Cué debió consultarnos para la notificación de este hecho”.


“Puedo decir que ésta es una provocación directa para todo el magisterio, además de que es una traición al pueblo de Oaxaca, la Sección 22 analizará las acciones para enfrentar esta decisión que no fue más que una demostración de que el gobernador está de lado empresarial”, dijo.


Pero como se quiera las cartas ya están echadas. El gobierno toma una acción decisiva para lo cual cuenta ya con sentencias previas de la Corte y el respaldo de la mayoría de los ciudadanos de Oaxaca, entre otras cosas. La reforma educativa no puede seguir siendo una “materia optativa” y ahora viene la parte dura: reprimir el conflicto; no negociarlo.
En la negociación se encuentra la concesión.


Si ya se hizo esto, el siguiente paso debe ser la imposición por la fuerza frente a los actos de motín, incendio y piedra con los cuales responderán sobradamente los afectados por la pérdida de un espacio sagrado.
Y muy rentable.

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

Columnas anteriores



AAA