Sábado 17 de Agosto, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Todos contra El Piojo



Hoy Herrera reinicia el ritual nacional de la consagración a la degradación. Llegar a la decadencia después de visitar el cielo, así haya sido de manera fugaz y poco meritoria

Miguel Herrera, “El Piojo” se enfrenta a la multitud acusadora cuyo mandato, con la misma desmesura de su elevación a los altares de la fama, la publicidad y la imaginaria gloria deportiva, lo obliga a apurar —como Sócrates la cicuta—, el amargo trago de la “ivermectina”.
¿Y eso qué es?


Como todos sabemos la ivermectina (WP) “es una mezcla 80:20 de avermectina B1a y B1b, que son lactonas macrocíclicas producidas por la actinobacteria Streptomyces avermitilis” y se usa “como antiparasitario, únicamente por orden médica y bajo control profesional…


“…Es microfilaricida también frente a Onchocerca volvulus, siendo el fármaco de elección hoy día en las infecciones dérmicas y oculares. En la actualidad se está utilizando en los programas de quimioterapia masiva, para controlar la oncocercosis en las zonas endémicas. Es eficaz frente a Strongyloides stercoralis, incluso en pacientes inmunodeficientes, contra la larva migratoria cutánea”.


Y esa larva migratoria cutánea puede ser, como también todos sabemos, un simple piojo, al cual se le conoce como Pediculus capitis.


Hoy Miguel Herrera le da un trago a la copa de la realidad. Su artificial elevamiento a los altares de la fama se ha visto interrumpido por dos circunstancias. La primera su pobreza deportiva, la segunda su majadería crónica e incurable, de la cual todos tenían noticia y hasta celebraban con gusto por su desenfado y la expresión hilarante y a veces grotesca de sus gesticulaciones excesivas.


Hoy Herrera reinicia el ritual nacional de la consagración a la degradación. Llegar a la decadencia después de visitar el cielo, así haya sido de manera fugaz y poco meritoria.
Poco importa ahora si Miguel se ha querido vengar, de manera primitiva, de los denuestos permanentes de quienes hacen de las transmisiones de televisión una hoguera para todas las vanidades, menos las suyas; censores implacables, especialistas de todo y contra todos, excepto los equipos del dueño, obviamente; hijos de Savonarola y Catón, ponen el grito en el cielo cuando alguien les reclama, de buena o mala manera; y frente a la evidencia de una bofetada sin bofe, construyen un edificio de quejas a las cuales se suman todos quienes antes aplaudían como focas.


Por lo pronto la Federación Mexicana de Futbol, se halla en su verdadero elemento: el lodazal. Si no pudiera negar su ADN de FIFA, donde la podredumbre es el clima general.
De extrema gravedad fue el despojo de un partido completo contra los panameños, la fábrica de tiros de castigo gracias a la cual se ganaron una inmerecida “Copa de oro”, a la cual se le mira el cobre desde lejos y ahora, en pleno desprestigio deportivo se hallan con un entrenador cavernario, sin apellidarse Galindo.


Pura vergüenza. Y el papel de los medios, lo mismo.

 

ORQUESTA

La estrategia para derrumbar a la CNTE en Oaxaca no parece obra de la política sino de la música, como si la hubieran concebido en el Conservatorio Nacional de Música, así de bien orquestada está.


Por si no fuera suficiente la pinza desde el Poder Judicial, con el abatimiento de los amparos desde la Suprema Corte de Justicia, el empuje de los sectores privado y social (Mexicanos primero y otras organizaciones) y la supresión del IEEPO; los amagos para activar denuncias penales contra los líderes y el congelamiento de sus cuentas bancarias, ahora nos topamos con esta noticia:


“La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) exentó de la certificación escolar de sus hijos a las miles de familias beneficiadas con el programa Prospera en Oaxaca.


“La medida temporal impedirá que la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) siga presionando a las madres de familia para que asistan a marchas y plantones bajo la amenaza de ponerles falta a los niños en las escuelas”.

Ante este concierto decidido y decisivo, sólo queda una pregunta: ¿por qué no se hizo antes?

 

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

Columnas anteriores



AAA