Miércoles 20 de Febrero, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

La mendacidad de Yeidckol



En seguimiento de las instrucciones superiores de la única autoridad real de Morena, la presidente de ese movimiento nacional, ha anunciado de manera contundente la reiterada oportunidad para su candidato, el señor Miguel Barbosa, para contender por segunda vez tras el gobierno del estado de Puebla.

Y lo ha hecho a partir de una mentira del tamaño de la catedral poblana con todo y angelitos: Miguel Barbosa ganó las anteriores elecciones y le robaron el resultado. Eso es un cuento chino.

—“Él ganó, a él le robaron la elección. Eso es una verdad absoluta”, ha dicho la señora Yeidkol sin un mínimo rubor en sus mejillas.

Pero a Barbosa, nervioso tras el accidente de los Moreno Valle-Alonso, hasta para hablar de magnicidio (él solito se tropezó con la lengua), le va a costar mucho trabajo ganarle a quien haga campaña por una alianza diversa cuyo emblema de campaña serán dos ataúdes, especialmente después de haber perdido la primera elección.

Y si bien para cuando las elecciones tengan lugar (quizá el 2 de junio, cuando se podría aprovechar la “Ola AMLO”) en Aguascalientes con comicios en 11 ayuntamientos; Tamaulipas y Quintana Roo con elección de congresos locales; 39 ayuntamientos, en Durango y el gobierno estatal en Baja California), ya se habrá hasta olvidado el dictamen del helicopterazo (escépticamente recibido, sea cual sea el resultado), los fallecidos estarán en la boleta.

Pero más difícil de olvidar será el tenso entorno político poblano con todos sus ingredientes, los cuales van hasta la Sala Superior del Tribunal y obviamente el desafortunado accidente en el cual murieron la gobernadora, Erika Alonso, su esposo, el senador y ex gobernador Rafael Moreno Valle y otras personas sin relevancia política mayor.

El enrarecimiento del ambiente no se estimuló tanto por el conflicto, post electoral, sino por la actitud del entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien prácticamente rechazó los resultados y dijo sin ambages: para nosotros Barbosa es el gobernador, circunstancia repetida después hasta el extremo de rechazar virtualmente el fallo del tribunal, cuya intervención se dio tras el segundo conteo completo de las boletas en todas las casillas, calificándolo de antidemocrático.

La tensión aumentó cuando se negó a asistir la toma de posesión de la gobernadora, quien cercada por un congreso hostil rindió protesta en el Tribunal de Justicia.

Obviamente el Congreso está manipulado por Morena.

La última gota en el vaso fue la negativa del presidente de acompañarla y negarse siquiera a visitar Puebla en un plazo no determinado por su enojo. En contraste, señalan algunos observadores, el Presidente fue a Tabasco a felicitar y respaldar plenamente a un correligionario, Adán López, quien cuenta desde siempre con todo su apoyo.

Una actitud muy parcial y poco institucional.

Pero si las cosas siguen como se ven ahora, Miguel Barbosa se enfila a una derrota.

La señora Polevnsky ha presentado la segunda candidatura con un solo y falso mérito para su candidato: a él le robaron una elección. Si esa es la carta de persuasión electoral, están perdidos. Y si piensan reactivar el llamado Frente Poblano por la Cuarta Transformación, entendido como un movimiento constante de hostigamiento y presión contra un gobierno ahora inexistente y terminado trágicamente, antes de iniciarse, no harán sino reavivar también el encono y la polarización.

Recordemos:

“(16.12.18) Ante aproximadamente mil personas, y con la compañía de Yeidckol Polevnsky, Luis Miguel Barbosa Huerta, excandidato a la gubernatura, afirmó que las fuerzas de izquierda en el Estado buscarán la construcción de un movimiento que garantice la cuarta transformación en la entidad. Dijo que, como parte de su plan de resistencia pacífica, conformarán un frente que sea contrapeso del gobierno de Martha Erika Alonso Hidalgo.

“A días de que la panista rindió protesta como nueva gobernadora de Puebla, seguidores de Barbosa mantienen la postura de que existió un fraude y que si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) no anuló las elecciones fue por presiones del senador y esposo de la gobernadora, Rafael Moreno Valle, en contra de los magistrados…

“…Por ello, anunció la formación del ‘Frente Poblano por la Cuarta Transformación’, el cual buscará ser contrapeso de la nueva administración estatal”.

Las elecciones en Puebla (independientemente de quien las organice), se enfilan desde ahora para otro conflicto post electoral. Y una vez más el Presidente de la República tendrá oportunidad de probar su neutralidad, cosa hasta ahora no demostrada.

GALEANO.

Los zapatistas no lograron enganchar al presidente López Obrador en sus diatribas contra el Tren Maya, la Guardia Nacional y la siembra de frutales en la Selva Lacandona.

Apenas un gesto desdeñoso y un enfático y humorístico no me van a “cucar”, signifique ese localismo cuanto de provocación supongamos.

 

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

Columnas anteriores


AAA