Miércoles 13 de Noviembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

El elefante reumático no sabe qué hacer



En varias ocasiones, con un relativo sentido del humor asociado a la crítica, el Señor Presidente se ha referido al aparato gubernamental  burocrático, como un elefante reumático al cual es necesario empujar y empujar para sacar adelante al país.

Esta definición nos hace pensar en las muchas características del gobierno: aparato corrupto, elefante reumático como complemento del dicho neoliberal por cuya pronunciación siempre se nos hizo creer en la obesidad del Estado. Pero tanto la obesidad como el reumatismo tienen curación o al menos tratamiento.

Lo realmente incurable es la estupidez. Y a veces, la ceguera.

Queda para la historia de la 4T la más explícita de las explicaciones ofrecidas por la Regenta de la Ciudad:

“Estamos pasmados porque no tenemos un protocolo (¿por qué ahora todo es un  protocolo?), ni forma de medir los parámetros (no los mida, nomás mire la humareda sobre la ciudad), del índice del coeficiente subyacente de la calidad de las partículas de menos de 2.5 elevado al cuadrado y multiplicado por la raíz cuadrada de la contingencia nunca aplicada, porque los antecedentes no anteceden, sino más bien son consecuentes con la inconsecuencia previa de la dilatación de los cuerpos  bajo el sol y su humedad bajo la lluvia, aunque lluvia no ha habido”…

Así pues, si en el campo federal estamos frente a un elefante reumático,  en la c

Ciudad de México y su conurbación, vemos a un elefante idiota con nombre y apellido: Comisión Ambiental de la Megalópolis, cuya estúpida ceguera reumática nada más ha dado para este comunicado. 

Vea usted este huevo de Colón:

“El día de hoy a las 5:00 horas, se registró un valor de 158 puntos del Índice de Calidad del Aire para PM2.5 en la estación Nezahualcóyotl (NEZ), municipio de Nezahualcóyotl. Por lo anterior, y con fundamento en el apartado VII.10 de los Programas para Contingencias Ambientales Atmosféricas de la Zona Metropolitana del Valle de México, se Activa la Contingencia Ambiental Extraordinaria por Partículas PM2.5. Debido a lo anterior, las siguientes medidas son de aplicación inmediata y debe alcanzarse su aplicación total a las 10 horas.

Por la tarde del día de hoy se darán a conocer medidas adicionales que serán aplicables a partir del día de mañana”.

—¿Por qué esperar a mañana (hoy) y por qué se debían dar ayer por la tarde y no desde ayer cuando con mediciones o sin ellas los ojos lloraban y los malestares aumentaban?

No le ha bastado a este gobierno la evidencia de las cuatro contingencias anteriores en este luminoso (hasta los focos iluminan) periodo de nuestra historia renovada.

Debieron esperar para darse cuenta de los hechos fatalmente concluyentes, cuyo resumen es simple: la mala calidad del aire en la zona metropolitana no tiene remedio. 

Sin embargo se tiran este empírico rollo, indigno de quienes se ufanan de  provenir  de la más alta casta de la ciencia en México (sonora trompetilla):

Evitar actividades al aire libre.

No realizar actividades vigorosas tales como ejercicio intenso (prohibido el sexo con la ventana abierta).

Evitar la realización de actividades cívicas, culturales, deportivas y de recreo al aire libre en centros escolares (Fuera de los centros escolares, ¿sí?)

En caso que sea posible, se recomienda que los grupos sensibles permanezcan en sus hogares (infantes, personas de la tercera edad y enfermos de las vías respiratorias y cardiovasculares)”.

Faltó decir, “y en caso de que sea posible, muérase y así no tendrá problemas”.

Permanecer en interiores, con las ventanas y puertas ­cerradas.

Evitar la cocción de alimentos con leña, carbón o gas; no prender velas o incienso y no fumar.

Acudir al médico en caso de haberse expuesto al humo o si sienten molestias.

Hijo, cuánto talento. Sólo les faltó decir, en la medida de lo posible no respire aire contaminado, sucio y con partículas de carbón mezcladas con ozono, azufre y óxidos de nitrógeno. Pero además de apagar los incendios, casi 40, propusieron esto (entre otras cosas).

Reforzar la vigilancia y detención de vehículos ostensiblemente contaminantes.

Se suspenden las actividades de bacheo, pintado, pavimentación, así como las obras y actividades que obstruyan o dificulten el tránsito de vehículos.

Se suspenden actividades de combustión relacionados con la cocción de ladrillo, cerámica y fundición en hornos artesanales.

Verdaderamente esto es ridículo.

¿Tres días para salir con esa gansada y después anunciar para hoy las verdaderas restricciones en la circulación?

Esa comisión es una vergüenza de improvisados e ineptos. 


rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com

Columnas anteriores



AAA