Jueves 19 de Septiembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Desaparecidos, la realidad maldita



Para comprender este problema social e histórico, quizá lo debieramos mirar desde fuera y desde dentro.

Desde fuera de las instituciones gubernamentales y desde el interior del alma humana. Y a lo mejor ni así lo llegamos a entender completamente. Mucho menos a solucionar.

Sobre todo si la solución se monta en las invisibles alas de la ilusión y los discursos.

Los siguientes textos corresponden a las voces desesperadas de quienes se reunieron para escuchar el informe del Sistema Nacional de Búsqueda, cuya finalidad institucional es responder —quien sabe cuándo—, a las miles y miles de preguntas en torno del destino de 30 o 40 mil, mexicanos desaparecidos.

Los nombres de quienes se quejaron en la reunión encabezada por el señor Presidente, fueron rasurados en las páginas oficiales.

La versión estenográfica del gobierno, precisa en la presentación de Alejandro Encinas, Olga Sánchez Cordero, la comisionada Karla Quintana Osuna y los demás, con cargos y nombres, es omisa en nombrar a quienes caen en la generalizada categoría de INTERVENCIÓN.

Hallar esos nombres es sencillo, pero no lo haré. Omitirlos es cosa ajena.

“…Yo busco a mi hijo, Óscar (inaudible) querían obligarme a que yo aceptara (inaudible) que supuestamente a mi hijo lo incineraron, pero también que sepan que mil 561 cuerpos se incineraron sin dejar ninguna prueba genética.

“…No sé si usted tiene conocimiento de ello. Me quitaron el derecho a saber la verdad...

—¿Cómo voy a saber yo qué pasó con mi hijo, si lo incineraron?

“…Quiero saber la verdad…

“INTERVENCIÓN: … tenemos más de ocho días aquí afuera de (inaudible) aquí presente nos comentó que nos iba a recibir el martes a las 8:30, es hora que estamos esperando, queremos seriedad en todos los casos, queremos seriedad para cada una de las familias.

“…Yo sé que tienen mucho trabajo, pero ustedes también que dicen entender nuestro dolor, queremos que lo demuestren con hechos, queremos hechos, estamos aquí….

“…Alejandro Encinas está hablando de fosas y de cuerpos; que están buscando cuerpos y ¿qué pasa cuando yo te señalo dónde está mi hija? No contestan (inaudible) desapareció, se la llevaron el 11 de abril.

“…Les he señalado, ya hace más de dos meses, señor Presidente, en dónde se encuentra y lo único que les interesa es preguntarme:

—¿Quién te dijo?’

“…Que no te importe quién me dijo, sálvenla.

“…Señor presidente, se lo suplico, está en sus manos…

“…Por eso vengo desde La Paz, Baja California, porque sé que usted la va a salvar; y no va a salvar únicamente a mi hija, puede haber ahí 20 gentes más que están vivas y que muchas de estas madres están esperando encontrar. Se encuentra en Michoacán, en Turicato, en un lugar que se llama “El Perdido”… (por si hubiera ironías en la vida)

“…Por favor, haga algo, no nada más se concentren en fosas, por favor…

“…¿Cuántas de ustedes piensan que están sus hijos enterrados y no están enterrados, están vivos? Están vivos”.

El gobierno de la IV-T, proclive a desaparecer comisiones e instituciones civiles o militares, como parte de sus programas austeros y de justicia, ha creado esta comisión de búsqueda sin saber hasta ahora cómo se busca a quién.

La ruta de crear sistemas de identificación forense e identidad a partir del ADN, muestra la poca fe en la búsqueda de los desaparecidos. Más bien se buscan cadáveres sin identidad, Todo se ha ido en hallar fosas con osamentas inciertas.

Por eso los familiares viven en un grito. Casi como las figuras femeninas del Guernica de Picasso, con la garganta al cielo. O como Zorrilla: “llamé al cielo, y no me oyó…”

Pero dice el señor Presidente:

“…No importa que griten, tienen todo el derecho, es legítimo.

“Quiero decirles que puedo enfrentar esta situación lamentable, grave, porque no tengo problema de conciencia.

“Cuando fui opositor siempre me opuse a la política que aplicaron los gobiernos neoliberales y di la cara y protesté en todas las plazas públicas.

“Por eso, puedo enfrentar cualquier circunstancia por difícil que sea…”

Y todo eso está muy bien, pero ya va siendo tiempo de saber algo más allá de los altos méritos políticos y morales del SP, de los cuales no hay duda.

¿A cuántos se ha localizado desde la instalación de este sistema de búsqueda?

“…En estos tres meses se han abierto 494 expedientes de búsqueda, 379 de ellos con anterioridad a enero de este año y 115 de enero de este año a la fecha actual…”

¡Ah!, bueno.

 

Twitter: @CardonaRafael
rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com

Columnas anteriores



AAA