Martes 26 de Marzo, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

¿Qué es el Nahualismo?



Es un hecho que el hombre se ríe y se burla de todo aquello que no conoce, que le asombra o intimida, basta ver lo que sucedió hace unos días con el temblor, la cantidad de memes que surgieron en pocos minutos ante un fenómeno del cual poco sabemos y es que es un hecho que todos los males en la vida son la flor y el fruto de la ignorancia. En México por generaciones hemos despreciado lo ancestral y la ignorancia culpable o supina (aquello que se ignora por que quiere ignorar), se ha manifestado especialmente en las áreas del conocimiento espiritual legado por nuestros viejos abuelos.

El nahualismo que es uno de los pilares en donde se sostiene la fuerza arquitectónica del pensamiento cósmico de nuestros ancestros fue combatido a la llegada de los conquistadores hasta derribar todo el edificio conceptual de esta fuente de conocimiento. Pero no contentos con este hecho algunos de los cronistas, escribieron tratados que llamaron de supersticiones e idolatrías a efecto de castigar a toda aquella persona que se interesara por aprender estos conocimientos y peor aún si deseabas practicarlos.

En la actualidad, es muy frecuente escuchar que la palabra nahual se use peyorativamente. Sin embargo si uno pregunta a las personas por que lo hacen, resulta que no tienen ni la más remota idea acerca de su significado. Por ello es necesario darnos a la tarea de indagar su origen, su práctica y su trascendencia.
El nahualismo es el sistema de prácticas que se basa en el concepto de nahual o espíritu familiar que suelen adquirir algunos ancianos y
personas importantes de un grupo humano en el Anáhuac.

El espíritu familiar referido puede adoptar forma de animal o de algún fenómeno natural, tales como el rayo, el viento o simples bolas de fuego, entre los nahuales que se mencionan: el gavilán, la lechuza, la culebra, el zorro, la tortuga, el perro, la iguana y el jaguar.
Una característica bastante parecida al concepto del nahual es el tonal que: “es el espíritu guardián” que acompaña a todo individuo desde el momento que nace. Tal similitud ha dado lugar a un grave error, que se les confunda o peor aún que en ocasiones se utilicen
como sinónimos.

El Nahualismo en la historia

Se sabe que el gobernante de los quichés Tecum Uman fue un gran nahual y que volaba sobre sus ejércitos en la forma del pájaro Quetzal ordenando a sus capitanes y animando a sus soldados. Asimismo se cuenta que muchos otros jefes anahuacas poseían el mismo poder y que tomaban la forma de jaguares, cuauhtin y otros animales. Algo análogo se le atribuye a Nezahualpilli, cuyo poder de nahual le permitió predecir muchos fenómenos que se presentarían en el futuro. Otro personaje que también se le atribuye poderes nahualísticos fue Tzutzumatzin, gobernante de Coyoacan en el México antiguo.


En ciertas regiones de nuestro país, una cierta forma de convencer a los niños pequeños de que no salgan a jugar de noche, es diciéndoles que de noche los hombres se convierten en animales y en cosas, así es frecuente escuchar: “niños no salgan de noche, porque de noche salen los hombres que se transforman en animales y en cosas”.

Otro de los relatos de los viejos abuelos es, el que cuenta que hace muchos años había pugna entre los pueblos y que en las noches,
salían entablar combates los jefes de estos pueblos convertidos en aves, y que siempre estas luchas concluían antes del amanecer,
porque la luz era nociva para estos hombres.

Aunque el nahualismo aparentemente es sinónimo de tonalismo, no lo es en absoluto; ya que mientras en el primer caso, es una práctica reservada para cierta jerarquía, porque la adquisición de esta facultad requiere de una fase iniciática y ejercicios especiales para parecerse al animal en que se quería convertir o en todo caso quizá el desdoblamiento para permitir que solamente actúe la energía. En la segunda posibilidad, era una práctica más común porque solo se refiere, desde nuestro punto de vista a fortalecer el centro anímico de las personas.

El Tonalismo en la actualidad

Es importante señalar que en la actualidad en el mundo náhuatl. Los tepahtianimeh (curanderos) son generalmente personas que ha desarrollado su tonal: gentes que por una parte irradian energía, seguridad y confianza que se nota en su forma de hablar, sus movimientos y su semblante; pero especialmente tenían la facultad de poder emanar de su organismo la energía que transmiten a sus pacientes.

Desde el inicio de la ceremonia para el restablecimiento de la salud, el moderno ticitl, observa este comportamiento: repite la formula categórica de que el enfermo sanará de sus padecimientos cualquiera que haya sido su error y por el cual adquirió el mal. En el ritual afirma que la súplica que él (curandero) hace para el restablecimiento de la salud, no se hace en forma gratuita, sino en forma de trueque, un pago simbólico, a través de los elementos que ofrendará, que hará a las fuerzas cósmicas. Finalmente de especial importancia el hecho de que el curandero “ordena” con energía “al
espíritu del mal”, que abandone el cuerpo del enfermo y regrese a su lugar de origen. Existe también la creencia de que los tepahtianimeh que no tienen suficiente fuerza en el tonal, salen perjudicados por las energías contrarias que reciben del paciente.