Sábado 21 de Septiembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

La iniciativa de ley de ciencia no proviene de Conacyt: Álvarez-Buylla


No obstante, la directora del consejo reconoció que “insumos” expuestos en foros públicos fueron retomados en el documento presentado por la senadora Ana Lilia Rivera, de Morena

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) está “haciendo camino al andar” y se encuentra en la búsqueda de consensos con la comunidad científica para contribuir al diálogo, señaló en conferencia Elena Álvarez-Buylla, directora de la dependencia.

Después de dar a conocer los avances recientes del consejo —como el aumento de becas nacionales de posgrado y la restitución de plazas de las Cátedras Conacyt—, la directora respondió a cuestionamientos sobre la autoría de la Iniciativa de Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnologías, presentada a inicios de febrero en el Senado y rechazada por la comunidad científica, la cual negó.

No obstante, reconoció que algunos principios de ésta se conforman por documentos públicos de participaciones que ha tenido en diversos encuentros, entre ellos con legisladores de las comisiones respectivas, y retomados por la senadora de Morena Ana Lilia Rivera —que no forma parte de ninguna comisión afín al sector—, quien presentó el documento a los legisladores.

Conacyt no tiene la atribución de presentar iniciativas de ley, pero sí la obligación de contribuir al análisis de los marcos jurídicos que rigen al sistema de ciencia, tecnología e innovación (CTI). Hemos trabajado en colaboración estrecha con el Consejero Jurídico de la Presidencia (Julio Scherer Ibarra) y con sus asesores jurídicos, a quienes compartimos varias propuestas e iniciativas que fueron consolidando varias propuestas e indicaciones del Presidente, no sólo en lo que se refiere al sector CTI, sino en todas las instancias de gobierno. Muchas de estas indicaciones genéricas, contribuciones e insumos se ven reflejadas en una propuesta que, de manera generosa, la senadora agradeció a Conacyt en su elaboración”.

Agregó que si bien estas ideas preliminares se han ido consolidando, harán público un documento más amplio y sólo después de lograr consensos con la comunidad. “Antes de compartir esta opinión técnica y detallada, punto por punto y enunciado por enunciado, de la actual ley, de la nueva propuesta y de otras propuestas, nos interesa generar estos consensos”.

Añadió que de esta forma contribuirán con un análisis sobre el ordenamiento del sector, que sumará las opiniones que se verterán en encuentros como el que se realiza mañana en la Cámara de Diputados: Conversatorio para el análisis del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología y otros más que realizarán conjuntamente con el Foro Consultivo Científico y Tecnológico e instituciones estatales.

“La comunidad académica debe cerrar filas para abrir un diálogo profundo en torno al sistema nacional de ciencias, humanidades y tecnologías e innovaciones del país. No creo que los científicos estemos formados para sólo cerrarnos o unificarnos en torno al estatus quo, no cambiar y no pensar constructivamente a favor del país. Queremos que nuestro trabajo tenga sentido para México”.

Por otra parte, la científica con licencia del Instituto de Ecología de la UNAM respondió a los cuestionamientos sobre el desvío de recursos de la pasada administración a empresas, algo que el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, refirió en días pasados como uno mayor al de la “estafa maestra”. En su primera conferencia de prensa, Álvarez-Buylla dijo que los montos transferidos de forma líquida a empresas ascenderían a alrededor de 50 mil millones de pesos.

Ayer, dijo que la información que recaban al respecto aún no ha sido consolidada y que la pulverización de ésta dificulta conocer con certeza los números de las administraciones pasadas. Añadió que no obstante, la dependencia se encuentra en proceso de integrar una base única de información que será pública. “Conacyt no está para juzgar, lo cual tendrá que pasar por las instancias correspondientes, lo que sí nos toca es hacer una investigación minuciosa y transparentar lo hecho”.

AVANCES

Al inicio de la conferencia, realizada ayer en el auditorio Eugenio Méndez Docurro del Conacyt, Elena Álvarez-Buylla expuso algunos de los avances de la dependencia en las últimas semanas, como el financiamiento de proyectos de ciencia básica, cuyos montos fueron cuadruplicados en comparación con el año pasado. “Esto marca un nuevo rumbo e invierte la balanza a como se habían hecho las cosas anteriormente: mayor financiamiento de ciencia básica en vez de la trasferencia de fondos públicos a entidades privadas”.

De esta forma, añadió, se beneficiarán con más de 778 millones de pesos a más de 500 proyectos que quedaron sin apoyo el año pasado, aun cuando obtuvieron una calificación de “altamente recomendable”.

Adicionalmente, informó que para la nueva convocatoria de Becas Nacionales de Posgrado se aumentó la cantidad de plazas, de 46 mil a más de 53 mil. También refirió que la dependencia restituirá las 99 Cátedras Conacyt que quedaron libres, por diferentes razones. Añadió que el consejo continúa en la búsqueda de los mecanismos para incorporar a los catedráticos como personal de base en las universidades y centros de investigación donde laboran, para que se integren de forma permanente al sistema.

Sobre la falta de recursos en los Centros Públicos de Investigación (Centros Conacyt), Álvarez-Buylla manifestó que si bien se les solicitó a los directores de los 27 institutos que buscaran aumentar sus políticas de austeridad y ahorrar en gastos excesivos, son acciones voluntarias y se respetará si no lo cumplen

Con información de: La Crónica de Hoy.