Miércoles 17 de Julio, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Roma y Cuarón hacen historia en los Premios Oscar


La cinta conquistó tres galardones en la edición 91 de la entrega más importante del mundo: Mejor Director, Mejor Fotografía y Mejor Película de Habla no Inglesa

El cineasta mexicano Alfonso Cuarón fue uno de los grandes protagonistas de la edición 91 de los Premios Oscar que entrega la Academia de Hollywood. Roma, su brillante forma de reconstruir un episodio de su vida en la historia de Cleo, una empleada doméstica, se llevó tres de los 10 galardones a los que aspiraba: Mejor Película de Habla no Inglesa, Mejor Fotografía y Mejor Director.

El primero de los premios que recibió fue el de Fotografía. Al subir al escenario agradeció a su elenco, especialmente a sus actrices nominadas: “Éste es un honor maravilloso”, dijo el cineasta mexicano en el podio. “Como saben, una película involucra el trabajo de mucha gente, y tengo que agradecer antes que nada a Yalitza Aparicio y Marina de Tavira, así como al reparto entero, a los productores y a las compañías Participant y Netflix”.

“En su oficina, (el legendario realizador) Billy Wilder tenía un letrero que decía ‘¿Qué hubiera hecho Ernst Lubitsch (otro cineasta memorable) en este caso?; y mientras yo hacía esto, me preguntaba qué hubiera hecho El Chivo Lubezki”, comentó luego Cuarón, con relación, a su compatriota y colaborador habitual. “Esto también es para ti, Chivo; y tengo que darle las gracias a México y a mi familia”, dijo. Con este premio se convirtió en el primer director que gana el galardón en mejor fotografía.

El segundo de los premios fue uno de los más representativos. Por primera vez en la historia de los Oscar una película mexicana se llevó el galardón a Mejor Película de Habla no Inglesa. En total el cine mexicano contaba con nueve nominaciones en esta categoría sin triunfo alguno (participaron filmes como Macario, Amores perros y El laberinto del fauno), lo que representa el buen momento del cine nacional con repercusión a nivel internacional. Además este triunfo corona el buen momento del cine latino pues el año pasado ganó el premio la chilena Una mujer fantástica.

Alfonso Cuarón regresó al escenario, mientras la canción “Te he prometido”, de Leo Dan, se escuchaba de fondo, de la misma manera que se escuchó en la ceremonia de los Globos de Oro. “Gracias. Gracias Yalitza y Marina; gracias Gabriela, Nico y a todo el equipo”, comenzó.

“Crecí viendo películas extranjeras y aprendiendo de ellas que también me inspiraron como: El ciudadano Kane, El padrino, Breathless. Cuando le preguntaron al ganador del Premio Nobel sobre la nueva ola él dijo: “no hay olas, sólo es un océano”, y los nominados de esa noche probamos que somos parte de un mismo océano. Quiero agradecerle a México y a mi familia por ser la inspiración de este filme. A Olmo, Bu y Jonás por ser mi motor”, destacó.

Luego llegó el de Mejor Director, una categoría que han tomado por asalto los tres amigos, los cineastas mexicanos más reconocidos del mundo, desde la edición 2013 (solamente ganó en el 2016 Damien Chazelle por La la land). Tal y como ocurrió en septiembre con el León de Oro de la Mostra de Venecia, Guillermo del Toro fue el encargado de entregarle el premio. Al subir al escenario los dos cineastas mexicanos se fundieron en un emotivo abrazo: “Gracias de verdad, esto no pasa de moda. Espero que Guillermo no pase de moda”, empezó Cuarón.

“Obviamente le quiero agradecer a Yalitza Aparicio y a Marina de Tavira, que son la película. Un increíble equipo de trabajo y artistas; Gabriela Rodríguez y Nicolás Célis, los productores. David Lindy y Jonathan King, Ted Sarandos, Scott Stuber, Julie Fontaine, de Netflix; Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Henry Holmes”, continuó.

“No me quiero perder como en el Triángulo de las Bermudas, así que sacaré mis notas. Quiero agradecerle a La Academia por reconocer una película que narra la historia de una mujer indígena, una de las 70 millones de trabajadoras domésticas en el mundo sin derechos laborales. Un personaje que ha sido rechazada por la industria durante años. Como artista, nuestro trabajo, es ver cosas donde nadie más ve. Esta responsabilidad se hace más importante en tiempos donde se nos pide ver a otros lados”, siguió.

Y luego en español dijo: “Gracias a Libo, a mi familia, a México y, sobre todo, muchas gracias Jonás, Bu y Olmo”, finalizó.

Con información de: La Crónica de Hoy.