Martes 19 de Marzo, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

La insana obsesión de Trump por el muro


La mayor parte de su línea política ha girado en torno al muro desde que fue candidato hasta llegar a presidente de los Estados Unidos. En su discurso sobre el Estado de la Unión aseguró que “el muro adecuado lo construiré yo” y además envió más personal a la frontera sur para reforzar la seguridad. Conoce cómo ha ido evolucionando la principal obsesión de Donald Trump.

Bill Clinton levantó el muro en 1994 después de tener un año en el poder. No hubo escándalo alguno. Tampoco pasó nada cuando Barack Obama se convirtió en el presidente que más indocumentados ha expulsado a lo largo de sus casi ocho años de gobierno, cerca de 2.6 millones de migrantes deportados.

En junio de 2015 el magnate se presentó como precandidato a la presidencia estadounidense. Acusó a México de enviar a Estados Unidos "drogas" y "violadores", empezaba así a esbozar su retórica política.

El 25 de enero de 2017, a sólo seis días de asumir la presidencia estadounidense, Trump, mediante órdenes ejecutivas, solicitó poner en marcha inmediatamente la construcción del muro con México. Además, en otras ocasiones ha entrado en dimes y diretes con los presidentes Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador sobre que el país azteca será quien pague por el muro.

Difícil ejecución

Recientemente, en su visita a El Paso, Texas, el magnate aseguró que el muro convirtió esa ciudad en una de las más seguras del país. Mientras hablaba, sobre él había una pancarta grande que decía Build The Wall (Construye el muro). Era un escenario ideal ya que es una ciudad fronteriza.

Pero actualmente hay muro físico en unos 1,100 kilómetros de los 3,200 kilómetros de frontera que dividen a México de Estados Unidos. Trabajar en un muro que abarque toda esa distancia requeriría el trabajo de miles de obreros durante años.

Actualmente hay un tercio del muro que es “virtual”. Está vigilado por cámaras, sensores, rayos X y el apoyo de 20,000 agentes fronterizos, cifra que es un 518% más que hace un par de décadas de acuerdo con un informe del Colegio de la Frontera Norte y el Centro Norteamericano de Estudios Transfronterizos.

Acuerdo legislativo

2019 inició como el cierre de gobierno más largo que se ha dado en Estados Unidos debido las diferencias que existen entre republicanos y demócratas. Trump dijo que buscará otras maneras de construir el muro y aseguró que no le gustó el pacto legislativo sobre seguridad fronteriza.

El acuerdo le otorga a Trump un presupuesto de mil 375 millones de dólares para construir una barrera física de 88.5 kilómetros de largo en la frontera sur.

Con información de: Proceso, El Periódico, El País y ABC.