Lunes 30 de Marzo, 2020 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Resistencia antibacteriana, problema grave que hay que erradicar


La resistencia antibacteriana es ya una realidad y se puede convertir en un serio problema, si no se toman las medidas necesarias, advirtió el doctor Sergio Caretta Barradas, presidente de la Sociedad Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, quien precisó que la principal resistencia a los antibióticos se registra ya en enfermedades en vías aéreas superiores, así como en infecciones urinarias y de la piel.
 
Resaltó que la mayor resistencia antibiótica al E coli, ya se registra en Pakistán con un 92 por ciento de resistencia, seguido de India, con 90 por ciento, en tercer lugar se encuentra China seguida de un país africano “y en quinto lugar con el 85 u 86 por ciento está México, es decir que 8.5 de cada 10 bacterias son resistentes en nuestro país, debido a que es una de las naciones que a nivel mundial consume más antibiótico y es uno de los países en los que tenemos poca conciencia de este problema”. 
 
En la actualidad, estableció, la principal causa de muerte se puede asociar con padecimientos de tipo oncológico a nivel mundial, sin embargo, se espera que si sigue esta tendencia para dentro de menos de 30 años, la principal causa de muerte en la humanidad estará asociada con resistencia antibacteriana. 
 
Caretta Barradas advirtió que es urgente una mayor concientización en médicos y sobre todo en la sociedad en general, para evitar querer utilizar un antibiótico ante la falsa creencia de que lo va a curar más rápido, “en los consultorios hay mucha presión porque el paciente llega pidiendo el antibiótico y si no se lo prescriben, va con otro médico a que sí se lo dé, aunque no lo necesite”.
 
Refirió además, que un padecimiento respiratorio prácticamente hace imposible identificar una enfermedad bacteriana de una viral, por la similitud de los síntomas, y precisamente, enfatizó, la gente debe aprender a conocer los síntomas y evolución de la enfermedad. Mucha gente piensa que la mucosidad verde requiere antibiótico y tampoco es así, hay enzimas que se producen durante la interacción de la bacteria contra las defensas del cuerpo, es la batalla del organismo por curarse, pero no quiere decir va ganando ese virus o bacteria.
 
Otro aspecto importante, abundó, es el desconocimiento de la evolución de los síntomas: después de un cuadro respiratorio, queda la tos por cerca de 3 semanas, y esto es importante saberlo, porque cuando al paciente se le quitan los síntomas nasales, a la semana, regresa a pedir un antibiótico porque sigue tosiendo, pero esa es la historia natural dela enfermedad, así es.
 
Si nosotros, educamos a los pacientes y si nos tomamos el tiempo. Debo reconocer que tenemos trabajo como gremio en reconocer la importancia en la educación de nuestros pacientes es más rápido hacer una prescripción que convencer a un paciente que no necesita antibiótico y cuando hay mucha presión de tiempo.
 
“La resistencia antibacteriana es un problema presente y si tuviéramos que imaginar una era post antibiótica, que no tuviéramos antibióticos que funcionaran, el simple hecho de hacerse un tatuaje sería un elemento de riesgo, o la aplicación de toxina botulínica, sería un proceso de riesgo. Sería imposible atender a pacientes con insuficiencia renal o hacer trasplantes de válvulas cardíacas, tendrían una alta morbilidad las cesáreas…. Y esa era postantibiótica, la tenemos a la vuelta de la esquina, si no tomamos cartas en el asunto”, advirtió.
 
Es necesario que el paciente sepa de la importancia de saber esperar y no emplear antibióticos en forma innecesaria, y el médico sepa determinar el momento de comenzar a tomar antibiótico, evitar la automedicación, así como algunos antibióticos que están suministrando dosis sumamente pequeñas a las que se necesitan para eliminar a la bacteria y por el contrario, lo único que están haciendo es fortalecerlas.
 
Confió en que dicho cambio se puede lograr, siempre y cuando se informe y eduque de forma adecuada a la sociedad y médicos generales de primer contacto que son quienes se encargan de prescribir medicamentos, y recordó cuando se determinó no vender antibióticos sin receta médica.
 
Tal decisión permitió reducir en un 25 por ciento el consumo de antibióticos en el país, sin embargo, con la proliferación de consultorios médicos, este porcentaje se redujo sólo al 12 por ciento, por lo que falta mucho por hacer en beneficio de todos, sostuvo.