Domingo 24 de Mayo, 2020 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Putin anuncia reforma constitucional para retener el poder tras su mandato


Propone debilitar los poderes del Presidente y reforzar al Parlamento para garantizar su influencia una vez deje la presidencia en 2024. El anuncio desencadena la dimisión de todo el Gobierno

Nadie lo esperaba, ni remotamente. Este miércoles, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció durante su discurso anual sobre el estado de la nación, que tiene intención de reformar la Constitución del país, en una reforma que someterá luego a referéndum.

Putin propone debilitar los poderes del presidente y reforzar los de la Duma, el Parlamento, haciendo que sea el Legislativo quien elija al Primer Ministro y al Ejecutivo, en lugar del presidente. Hasta ahora, la Duma se limita a ratificar los cargos propuestos por la presidencia.

Este anuncio provocó minutos después una reacción aún más sorprendente, la dimisión en bloque de todo el gobierno, incluyendo al actual primer ministro, Dmitri Medvédev, fiel escudero del presidente durante las dos últimas décadas, quien justificó la dimisión del ejecutivo por el cambio en los equilibrios de poder que está a punto de provocar la reforma que patrocina Putin. Eso sí, por ahora el gobierno se mantendrá en funciones hasta que se forme un nuevo ejecutivo.

Y todavía más, Putin lanzó una nueva sorpresa, con la propuesta de Mijaíl Mishustin como candidato a relevar a Medvédev, será el Parlamento quien deberá ratificar o desechar la candidatura de un gran desconocido para el público general, puesto que Mishustin se ha encargado durante los últimos 10 años de dirigir la agencia tributaria rusa.

CAMBIOS PARA UNA TRANSICIÓN INCIERTA. La reforma que impulsará los poderes del Parlamento sigue a los reclamos de la sociedad, que veía a la Duma como un órgano institucional inútil ante los amplios poderes presidenciales.

Además, la salida de Medvédev del ejecutivo —aunque seguirá como vicesecretario del Consejo de Seguridad el Estado, presidido por Putin— puede responder a su escasa popularidad, del 38 por ciento, que contrasta con el 70 por ciento de Putin. 

Sin embargo, más allá de complacer ligeramente a una ciudadanía hastiada por una larga crisis económica, las reformas de Putin están encaradas sobre todo a mantener el poder o, cuando menos, una influencia determinante después de 2024, cuando concluye su actual mandato.

LAS OPCIONES DE PODER. Para ello, Putin propone limitar a dos únicos mandatos consecutivos las presidencias en Rusia, lo que le impediría maniobrar como lo hizo entre 2008 y 2012, cuando cedió la presidencia a Medvédev, para regresar luego al cargo.

Esto abre la especulación de cómo tratará Putin de retener poder dentro de cuatro años. Durante su discurso, el líder ruso llamó a “proteger” el Consejo de Estado, que asesora al Presidente de manera simbólica. Esto elevó las especulaciones sobre otra reforma que dé poderes reales a este consejo, y la posible intención de Putin de dirigirlo.