Jueves 12 de Diciembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Se comprometen 77 países en la ONU a cero emisiones de carbono en 2050


Un total de 77 países —con la notable ausencia de los tres más contaminantes: Estados Unidos, China e India— se comprometieron a alcanzar en 2050 la neutralidad en las emisiones de carbono —que la cantidad de CO2 expulsada a la atmósfera sea igual a la capturada, por ejemplo, a través de los bosques— y cumplir así con los Acuerdos de París, informó este lunes Naciones Unidas, al inicio de la Cumbre del Clima, organizada por el mexicano Luis Alfonso de Alba, por encargo del secretario general de la ONU, António Guterres.

Al compromiso firmado por estos 66 países se unieron 10 regiones, 102 ciudades, 93 empresas y 12 inversores que buscan tener cero emisiones de gases con efecto invernadero para 2050, un objetivo fijado por científicos para contener el calentamiento de la Tierra a no más de 1.5 ºC, en relación con el siglo XIX.

El objetivo colectivo es reducir las emisiones de gases con efecto invernadero en al menos un 45 por ciento para 2030 y prepararse así para alcanzar la huella de carbono cero para mediados de siglo. La Alianza fue anunciada por el presidente de Chile, Sebastián Piñera, como parte de los preparativos para la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP25, que se celebrará en Santiago, en diciembre.

Fin de las centrales de carbón. En paralelo, 59 de este grupo de 66 países anunciaron su intención de reforzar de inmediato sus metas nacionales para combatir el cambio climático y se comprometieron a dejar de construir nuevas centrales para 2020, y hacer la transición a la energía renovable.

Además, el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la ONG Conservación Internacional decidieron desbloquear cerca de 500 millones de dólares adicionales para la reforestación de la Amazonia y otras selvas tropicales.

“Podemos ganar”. “La emergencia climática es una carrera que estamos perdiendo, pero podemos ganarla”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres.

“Aquí no hemos venido a hablar o a negociar. Con la naturaleza no se negocia”, advirtió el portugués Guterres durante la inauguración de la cumbre para explicar por qué sólo había invitado a líderes mundiales que anunciaran propuestas y no se quedaran en la mera retórica.

“Ésta no es una cumbre de discursos, es una cumbre enfocada a identificar acciones concretas”, declaró hace una semana en entrevista a El País, Luis Alfonso de Alba, enviado especial de Guterres y organizador de la cumbre.

Sobre el protagonismo creciente de los jóvenes en la lucha contra el cambio climático, el diplomático mexicano (Lagos de Moreno, 1957), que ya trabajó en la organización de la Cumbre del Clima de en Cancún en 2010, destacó que “desde la cumbre de 1992 ha habido voces jóvenes muy poderosas. Los jóvenes han acompañado en esta tarea de alerta sobre la gravedad del problema y la urgencia de la acción a lo largo del proceso de lucha contra el cambio climático. Pero es de destacar el impacto que han tenido estos movimientos en los últimos meses”.

Pese al protagonismo del diplomático mexicano en la cumbre del clima, la representación de México no contará con la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien decidió enviar al canciller Marcelo Ebrard.

Trump, fuera de foco. Uno de los líderes no invitados, el presidente de EU Donald Trump, apareció por sorpresa en la cumbre durante 15 minutos, pero como mero espectador y a tiempo para escuchar a la canciller alemana, Angela Merkel, criticar “a aquellos líderes” que no pasan a la acción ante un problema global.

Tal vez dándose por aludido, Trump decidió marchar en silencio y se reservó para hablar en una cumbre sobre la religión, que se celebraba simultáneamente en la sede de Naciones Unidas.

“SI NOS FALLAN NO SE LOS PERDONAREMOS”: GRETA THUNBERG. La adolescente sueca Greta Thunberg protagonizó el momento más emotivo de la Cumbre. Al borde del llanto, la activista de 19 años lanzó un durísimo reproche a los líderes mundiales.

“No tendría que estar aquí, tendría que estar en el colegio al otro lado del océano. Me han robado la infancia con sus palabras vacías. ¿Cómo se atreven a mirar para otro lado, a venir aquí a decir que están haciendo suficiente? Dicen que nos escuchan, que entienden la urgencia pero si realmente entendieran la situación, ¿estarían sin hacer nada? Si nos fallan no se los perdonaremos”, espetó a los dirigentes reunidos en la sede de Naciones Unidas. Algunos de ellos reaccionaron al instante.

“Estamos muy lejos de estar a la altura”, reconoció el presidente francés Emmanuel Macron, tras escuchar “emocionado” los discursos de Greta y otros dos jóvenes activistas. “No estamos reaccionando lo suficientemente rápido”, agregó antes de concluir que escuchaba y tomaba nota de sus palabras.

“Mi generación ha fallado en su responsabilidad de proteger nuestro planeta. Eso debe cambiar, los jóvenes están ofreciendo soluciones”, declaró por su parte Guterres, tras escuchar las palabras de la adolescente con síndrome de Asperger, que en el verano de 2018 comenzó sola una huelga cada viernes delante del Parlamento sueco para reclamar medidas más efectivas contra el cambio climático y hoy día es el rostro visible de la rebelión de los jóvenes que exigen medidas urgentes contra el cambio climático.