Martes 22 de Octubre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

El petróleo se dispara casi 15%, por temor a una guerra entre Irán y EU


El ataque este sábado contra dos refinerías saudíes, reivindicado por los rebeldes hutíes de Yemen, redujeron en un 5 por ciento la producción mundial de petróleo, desencadenaron este lunes la mayor subida abrupta en el precio del crudo durante una sesión en más de dos décadas.

La cotización del barril Brent dio un salto de casi el 20 por ciento al reabrir ayer el mercado —hasta 71.95 dólares—, un incremento que no se veía en términos porcentuales desde 1990, cuando las tropas del dictador iraquí Sadam Husein invadieron el emirato petrolero de Kuwait. Al cierre, la presión alcista se frenó levemente y cerró en 69.02 dólares por barril, un incremento del 14.59 por ciento. En cualquier caso, la subida fue la más fuerte en un día desde hace más de dos décadas.

Por su parte, el petróleo intermedio West Texas (WTI) se disparó al cierre un 14.8 por ciento, hasta los 62.90 dólares, el mayor aumento en un día en más de una década.

Reservas de emergencia. Estados Unidos contribuyó a intentar frenar la escalada del precio al autorizar la liberación de sus reservas de emergencia para garantizar el suministro, si bien puntualizó que todavía es prematuro conocer si será necesario recurrir a ellas.

Rusia descartó, por su parte, que la Organización de Países Productores de Petróleo y sus socios (el grupo conocido como OPEP+) preparen medidas de urgencia.

5.7 millones de barriles menos. La ofensiva de los hutíes de Yemen, alineados con Irán, forzó a Riad a retirar del mercado 5.7 millones de barriles diarios, cerca de la mitad del suministro saudí.

El nivel de bombeo de la petrolera estatal saudí Aramco, la mayor del mundo, podría tardar semanas en normalizarse, o incluso meses, según algunos expertos, lo que amenaza con mantener por ahora un sesgo al alza en el precio del crudo.

150 dólares, si hay guerra. La consultora Capital Economics ha dibujado tres posibles escenarios futuros. En el primero, que considera el más probable, Aramco lograría restablecer el bombeo la próxima semana, con lo que la cotización del Brent regresaría a un nivel en torno a 60 los dólares por barril.

Si se tardara “meses” en solventar el problema, el crudo podría escalar hasta 85 dólares por barril: Pero si la escalada de la tensión degenera en un conflicto militar abierto, entre Arabia Saudí y Estados Unidos, por un lado, e Irán y Yemen, por otro, contempla la posibilidad de que el precio se llegara a disparar hasta 150 dólares por barril antes de final de año.

TRUMP ACUSA A TEHERÁN, PERO DICE QUE NO QUIERE GUERRA. Estados Unidos se alineó ayer con sus aliados de Riad y acusaron a Irán de estar detrás de los ataques con drones a refinerías saudíes, aunque el presidente Donald Trump se mostró cauteloso. Tras ser cuestionado por un periodista en la Casa Blanca si Irán es culpable, el mandatario respondió con un escueto “parece que sí”, pero dijo que trabajan con los saudíes para tener cuanto antes la prueba concluyente, antes de decidir qué respuesta dará a esta nueva crisis en el Golfo Pérsico.

“No quiero guerra con nadie. Ciertamente nos gustaría evitarlo”, dijo, bajando así el tono belicista de su secretario de Estado, Mike Pompeo, quien horas antes acusó directamente a Teherán y advirtió que Estados Unidos estaba “ listo” para responder.

Desde Teherán, la cancillería rechazó de nuevo las acusaciones de Washington sobre su presunta implicación y descartó un posible encuentro entre los presidentes de ambos países. “Estas acusaciones son ­inaceptables y completamente infundadas”, resaltó el portavoz iraní de Exteriores, Abas Musaví.

Mientras tanto, Rusia advirtió en la sede de Naciones Unidas que una guerra en el Golfo Pérsico, sería un “desastre” para la estabilidad mundial, por lo que el embajador ruso, Vasili Nebenzia, pidió “moderación” a las partes.