Jueves 19 de Septiembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

“El problema no son las armas, sino quien aprieta el gatillo”: Trump


Donald Trump, presidente de Estados Unidos, enfatizó este domingo la necesidad de que el país se concentre en “un problema de salud mental muy grande” a raíz de dos tiroteos masivos en un fin de semana, que dejaron 32 personas muertas a principios de este mes, mientras insistía en defender las vigentes medidas de control de armas en Estados Unidos, indicando que “tenemos muchas verificaciones de antecedentes en este momento”.

“Son las personas que aprietan el gatillo, no el arma que aprieta el gatillo, por lo que tenemos un problema de salud mental muy, muy grande y el Congreso está trabajando en varias cosas y lo estaré viendo”, dijo Trump a los periodistas antes de regresar a Washington, después de unas vacaciones en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey.

Reapertura de manicomios. “Éstas son personas que tienen que estar en instituciones para recibir ayuda, no estoy hablando de una forma de prisión, estoy pidiendo ayuda y creo que es algo que tenemos que mirar realmente, todo el concepto de instituciones mentales”, dijo. “Recuerdo que cuando crecíamos teníamos instituciones mentales, luego estaban cerradas, de Nueva York estoy hablando, estaban cerradas. Muchas de ellas estaban cerradas y todas esas personas fueron expulsadas a la calle”.

“Así que creo que hay que tener en cuenta el concepto de instituciones mentales”, dijo.

Trump, quien anteriormente expresó su apoyo a restricciones de armas más estrictas y luego retrocedió ante la presión de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), agregó este domingo que está “muy preocupado por la Segunda Enmienda”.

Mientras tanto, dos grupos de control de armas se movilizaron para aumentar la presión sobre los senadores para que aprobaran la legislación a raíz de los dos tiroteos masivos en Dayton, Ohio, y El Paso, Texas.

Everytown for Gun Safety y Moms Demand Action realizaron manifestaciones en todo el país este fin de semana después de anunciar el jueves que gastarían casi un millón de dólares en anuncios contra un puñado de legisladores republicanos.