Domingo 18 de Agosto, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

“La estrategia migratoria debe buscar más alternativas”: Claudia Patricia Masferrer


Claudia Patricia Masferrer - investigadora del Colmex. El compromiso debe ser binacional y no que uno (México) haga solo el trabajo, dice la especialista, quien propone agilizar procesos de asilo, más recursos a agencias migratorias, enfrentar la red de polleros e invertir en desarrollo-

El INM debe tener mayor presupuesto, dijo a Crónica la investigadora Claudia Patricia Masferrer León.

La segunda ronda de 45 días, establecida por el gobierno de Estados Unidos para evaluar el ­desempeño de México en la contención del flujo de migrantes, ya corre y la estrategia para aminorar el arribo de indocumentados procedentes del triángulo norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) debería tener cambios esenciales, dice a Crónica Claudia Patricia Masferrer León, investigadora del Colegio de México (Colmex).

Esos cambios podrían enfocarse en: los procesos de asilo a migrantes, destinar una mayor inversión y fortalecimiento a las estructuras de las agencias migratorias, desarrollar un enfoque binacional para enfrentar a las redes de tráfico de personas, crear vías legales para migrantes en ambas naciones e invertir en desarrollo y seguridad pública, asevera.

La especialista en temas migratorios señaló que estas propuestas, realizadas de manera conjunta entre investigadores del Colmex y del Migration Policy Institute de Estados Unidos, derivan de análisis realizados a las caravanas y travesías que en años recientes y en lo que va del 2019 efectuaron grupos de migrantes que huyen de sus países en busca de una mejor calidad de vida.

Masferrer León no dudó en asegurar que echar mano de la Guardia Nacional, de fuerzas de seguridad y la Policía Federal se ha limitado exclusivamente a contener a los migrantes y en algunos casos han participado en su detención para su deportación.

Si México y Estados Unidos quieren que su estrategia migratoria conjunta tenga éxito y que además sea justa, respetando los derechos humanos de los migrantes, deben buscar más alternativas en su estrategia, donde destaque un compromiso binacional y no dejar que uno haga solo el trabajo, refirió la doctora.

—¿Reformar la solicitudes de asilo en ambos países, como ustedes proponen, no alargaría el proceso para resolver estos trámites que darían refugio a los interesados?

—Hay mecanismos que podrían aplicar los Congresos de ambos países de manera coordinada para agilizar los trámites de quienes soliciten refugio y de quienes sean devueltos a México mientras en EU su proceso está en trámite y que les garantice respeto a sus derechos humanos y a su oportunidad de empleo y salud.

—En su sugerencia de invertir para fortalecer y reestructurar, en este caso el Instituto Nacional de Migración y sus oficinas en las fronteras norte y sur de México, con la política de austeridad que aplica el gobierno de la 4T ¿será posible que se concrete en algún momento esta inversión?

—Es importante que se invierta en este asunto, ya que no es ajeno observar la situación que enfrenta el INM y esperamos que se den cambios importantes, con un mayor presupuesto, aunque sabemos que se pueden realizar buenos procedimientos con recursos limitados, pero lo ideal es que las dependencias para cumplir y dar buenos resultados necesitan presupuestos justos, ya que no sólo es resolver en el corto tiempo la situación de los migrantes, sino también garantizarles un lugar para vivir temporalmente, donde puedan tener un trabajo para apoyar a su familia y todas las atenciones que requiere la atención a todo refugiado o solicitante de asilo.

—Si en determinado momento pudiera establecerse una zona segura en el sur de México, donde puedan estar los migrantes que regresa EU mientras resuelven su solicitud de asilo, ¿esto no implicaría que México está aceptando encaminarse a ser un Tercer País Seguro?

—Lo que se busca es garantizar la estancia de los migrantes de manera temporal mientras se resuelve su situación de asilo, y para que exista una zona donde sean localizables. Esta propuesta no implica que México acepte ser un Tercer País Seguro, ya que aunque eso ocurriera no resolvería el problema que existe.

—Para frenar el tráfico de personas y combatir a las redes que enganchan a los migrantes que cruzan por México para llegar a Estados Unidos ¿considera que fructificaría un intercambio de información entre las agencias de Inteligencia de ambos gobiernos como ustedes proponen?

—Sin duda, para combatir estas redes es vital que se enfrente con intercambio de información de las agencias de Inteligencia, ya que actuar de manera unilateral sería como luchar en el vacío, ya que este problema no sólo involucra a México y Estados Unidos, sino a otros países, ya que este fenómeno es global y como delito se debe combatir de manera conjunta.

—Las inversiones anunciadas por EU y México para impulsar el desarrollo y crear empleos en Centroamérica ¿serán suficientes para disuadir a los migrantes centroamericanos a dejar sus países?

—Son muchos factores y no sólo el económico, también tiene que ver la seguridad y las oportunidades de crecimiento social. Las inversiones anunciadas por México y EU tienen objetivos a largo plazo y es aventurado decir qué resultados habrá en el corto tiempo.

—El INM reportó en julio que diariamente EU regresaba a México 200 migrantes, mientras su proceso de asilo está en trámite. Al mes son seis mil migrantes. ¿Cree que el gobierno de la 4T con la actual política migratoria tiene la capacidad para absorber una situación de esta magnitud si se siguen sumando 6 mil migrantes cada mes?

—Lo inmediato es dar certidumbre y seguridad a estas personas, con un lugar donde vivir, con empleo y respeto a sus derechos humanos mientras se resuelve su situación. La capacidad del gobierno para enfrentarla se dará día a día, pero lo importante es protegerlos y para ello debe haber compromiso de ambas naciones y adoptar cambios en su estrategia que, sin duda, son necesarios.