Jueves 19 de Septiembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Detienen a Juan Collado por presunto lavado de dinero y probables ligas con el crimen organizado


Actualmente se desempeñaba como abogado de Carlos Romero Deschamps, y la detención se realizó en un restaurante de la alcaldía Miguel Hidalgo.

Juan Collado, abogado que ha tenido clientes polémicos desde la década de los noventa, fue detenido ayer en un aparatoso operativo que incluso motivó que se pensara en un secuetro. La Fiscalía de la República informó poco después de las 18:00 horas que se trataba, en realidad, del cumplimiento de una orden de aprehensión por una carpeta de investigación sobre lavado de dinero y delincuencia organizada.

La detención se realizó “por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita”, señaló la Fiscalía una vez que en redes sociales se había hecho correr la versión de que se trataba de un levantón en el que también se había visto involucrado el líder petrolero Carlos Romero Deschamps. De este último personaje circulan rumores desde hace semanas en el sentido de que será depuesto.

Elementos de la Fiscalía General cumplieron la orden de arresto en la Ciudad de México.

El Ministerio Público Federal solicitó y obtuvo de un juez de Distrito, con sede en el Reclusorio Preventivo Norte de la Ciudad de México, el mandamiento que fue ejecutado por policías ministeriales.

Collado fue detenido en la alcaldía Miguel Hidalgo, aparentemente mientras sotenía una reunión en un lugar público. La Fiscalía alegó en su boletín de prensa que esto se realizó con pleno respeto a sus derechos humanos, sin uso de violencia “ni afectación a terceros”, para ser puesto a disposición de la autoridad judicial que lo requirió.

Collado tuvo una reciente aparición pública durante la boda de una familiar cercana. En ese celebración, el expresidente Enrique Peña Nieto, uno de sus clientes más connotados, estuvo invitado con su nueva pareja. De hecho, Collado se encargó de divorciar al exmandatario.

En cuanto a su historial de clientes, Collado representó a Mario Ruiz Massieu, otra figura polémica de aquel aciago 1994, luego de la muerte de José Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI. En contra de todas las normas de derecho, Mario se involucró desde su puesto en PGR en la investigación de la muerte de su hermano y lanzó aquella famosa frase de “los demonios andan sueltos” para referir que se había impedido hacer justicia en ese caso.

Raúl salinas, acusado formalmente del asesinato de Ruiz Massieu, también sería representado por Collado. Otra defensa que tomó fue la del empresario Carlos Ahumada, parte de aquella trama de pagos a funcionarios capitalinos que el hoy presidente López Obrador incluiría en lo que denominó “el complot” en su contra.

La orden de aprehensión representa un primer logro de la Fiscalía, pero ahora deberá probar ante un juez de control que su investigación acredita que Collado puede ser vinculado a los delitos descritos en la carpeta de investigación.