Miércoles 19 de Junio, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Sheinbaum promete justicia a comerciante que perdió el ojo por abuso policial


La mandataria dice que si Eduardo denunció el caso se sancionará a los responsables y no permitirá que se violen los derechos de la víctima

"No permitiremos ninguna injusticia en la Ciudad de México”. Así se refirió la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, al abuso policial cometido contra Eduardo Salas, un comerciante del Centro Histórico que perdió el ojo por la golpiza que le propinaron agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

La mandataria capitalina se comprometió a revisar el caso, así como la denuncia y queja que presentó la víctima en la PGJ y en la Comisión de Derechos Humanos.

“Si colocaron la denuncia se va a hacer justicia, y hay que sancionar a los elementos que incumplieron, no vamos a permitir ninguna violación a los derechos humanos”, explicó la mandataria local.

Asimismo, se contactó a las autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana para preguntarles sobre el caso.

La dependencia reconoció que efectivamente se realizó una detención el día lunes 25 de marzo, fecha que Salas comentó a Crónica que fue retenido por oficiales de la policía.

No obstante la SSC argumentó que la detención se realizó porque la persona detenida (Lalo) se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en la calle.

Incluso explicó que al ser aprehendido, Eduardo agredió a los oficiales, por lo que fue llevado al Juzgado Cívico Agencia CUH-2.

“Lo que tenemos es una remisión por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública el día 25 de marzo y al momento de remitirlo al Juzgado Cívico comenzó a agredir a los oficiales y se detuvo por resistencia de particulares, fue llevado a la Agencia CUH-2 (ubicada en la alcaldía de ­Cuauhtémoc)”, explicó la Secretaría de Seguridad Ciudadana al solicitar información sobre el caso.

Sin embargo, no informó nada sobre el abuso policial en contra del comerciante del Centro Histórico ni mucho menos abundó sobre las irregularidades en la detención y puesta a disposición.

Eduardo señaló a esta casa editorial que mientras cerraba su negocio ubicado en la calle de República de Uruguay, los policías llegaron al lugar supuestamente buscando a un delincuente y sin algún motivo fue golpeado por los oficiales de seguridad hasta que le reventaron el ojo izquierdo.

“Acababa de cerrar el local en el que trabajo guardando puestos, justo cuando policías llegaron corriendo al edificio —perseguían a un delincuente— donde trabajo desde hace 25 años. Uno de ellos llegó por detrás, me jaló con fuerza del cinturón y me comenzó a golpear como a un perro. En ese momento sentí cómo mi ojo explotó”, comentó el comerciante del Centro Histórico.

El hombre de 51 años fue remitido a la Coordinación Territorial CUH-2 en la alcaldía ­Cuauhtémoc y presentado bajo el cargo de robo a transeúnte; sin embargo, los policías reconocieron que la detención se llevó a cabo en un intento por detener a otra persona.

Incluso en uno de los citatorios del denunciante, realizado por su hermano Rodolfo Salas en la Procuraduría General de Justicia (PGJ-CDMX), se le solicitan datos que aporten más a la investigación, a pesar de que se comentó al realizar la denuncia que Eduardo tuvo que ser operado de urgencia y tenía lesiones graves en cara y cuerpo.

Hasta el cierre de esta edición se abrió la carpeta de investigación número CI-FSP/B/UI-B-1C/D/01264/03-2019 en la PGJ capitalina y además la familia Salas presentó una denuncia en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México por abuso de autoridad.

Eduardo comentó a Crónica que seguirá en la búsqueda de justicia, como comentó la Jefa de Gobierno capitalino.

Con información de: La Crónica de Hoy.