Viernes 03 de Diciembre, 2021 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Los tres compadres mexicanos que son cuatro


Se conocieron en los ochenta. La serie de terror La hora marcada tenía, entre otros directores, a Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón. Ahí también trabajaba Emmanuel Lubezki, amigo de Alejandro González Iñárritu, quien fue el vínculo para que los cuatro hicieran amistad.

En 2007 fue la primera ocasión en que tres directores mexicanos se encontraban en la misma edición de la gala de la Academia. Iñárritu, del Toro y Cuarón llegaban con sus cintas Babel, El laberinto del fauno y Los niños del hombre, respectivamente.

Aquella noche tenían 16 nominaciones entre todos, pero sólo se llevaron cuatro: El laberinto del fauno (Fotografía, Dirección artística y Maquillaje) y Babel (Mejor banda sonora).

Triunfo generacional

Siete años después empezaron a recoger las cosechas. Gracias a Gravity, Cuarón levantó la estatuilla por Mejor director y Lubezki por Mejor fotografía. Estaba por venir una época de oro. 

Los años 2015 y 2016 serían del ‘Negro’ Iñárritu gracias a Birdman  y El Renacido. Lubezki había trabajado en los tres filmes, ganando la estatuilla por Mejor fotografía consecutivamente.

Vendría del Toro después con La Forma del Agua para acaparar la ceremonia con sus 13 nominaciones y cuatro triunfos.

¿Qué los distingue?

Cuarón se caracterizó siempre por estar a la vanguardia. Es el primer mexicano en filmar en Hollywood y también en ganar la estatuilla por Mejor director y lograr que una cinta mexicana contienda por Mejor película en los Óscar. Ahora con los galardones que obtuvo Roma, Alfonso es el primero en ganar por Mejor fotografía y Mejor director en una misma edición.

Del Toro ha fascinado con sus criaturas fantásticas y ha dado un giro al cine de terror, instalándolo en la mesa de debate de la Academia. Iñárritu logra retratar el drama como nadie, y de la mano del ‘Chivo’ Lubezki han retratado momentos únicos que incluso le han valido la primera estatuilla a DiCaprio.

Difícilmente volveremos a ver una generación de cineastas mexicanos que al mismo tiempo han marcado una época que ha sido aclamada por los críticos del séptimo arte.


Con información de: El Sol de México y El Comercio.