Sábado 20 de Julio, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

¿Qué es lo que sabemos de la tragedia en Tlahuelilpan?


El viernes 18 de enero, horas después del mediodía en la comunidad de San Primitivo, en Tlahuelilpan, Hidalgo, la gente corrió la voz sobre una toma ilegal de gasolina. Las personas llegaron con sus contenedores y cubetas para llenarlos de combustible. Cerca de las 19:00 horas se registró la explosión.

Jorge Alcocer, secretario de Salud, informó que hasta el viernes por la mañana suman 115 personas muertas por la explosión del ducto Tuxpan-Tula de Petróleos Mexicanos (Pemex), de las cuales, 39 han fallecido en distintos hospitales por la gravedad de sus quemaduras.

Las autoridades de Hidalgo recogieron restos de 68 personas en la zona de la explosión. Se ha logrado la identificación de 16 cuerpos, 15 ya fueron entregados a sus familiares. 


El estado con más robo de combustibles

Hidalgo es de los estados más afectados por el desabasto de gasolina tras la aplicación de la estrategia del Gobierno federal que combate al robo de combustible (conocido como ‘huachicol’). Pero también es, en lo que va de 2019, la entidad con más tomas ilegales de oleoductos: 169.

El robo de combustible no es nuevo en México. Análisis diversos apuntan a que el crimen organizado ha encontrado en él una oportunidad similar, en términos de rentabilidad, que las drogas.

Volviendo al ejemplo de Hidalgo, de 2007 a 2019, se tiene registro de 1,903 perforaciones en ductos. Y una década atrás el tema era tan recurrente como hoy en la agenda del gobierno.


La cronología de los hechos

A las 14:30 horas del 18 de enero, una cuadrilla de 25 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detecta una toma ilegal en un campo de alfalfa en Tlahuelilpan por donde corre el ducto Tuxpan-Tula.

Al inicio era muy poca gente, pero según testigos, gracias a que alguien compartió la información en un grupo de Facebook, mensajes de texto y llamadas telefónicas, el lugar se llenó de personas en muy poco tiempo.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, aseguró que en el lugar había entre 600 y 800 personas, a las que se les intentó persuadir para que abandonaran el lugar puesto que corrían peligro. Incluso a las 17:30 horas se solicitaron refuerzos militares.

Quienes robaban el combustible se tornaron cada vez más agresivos ante las recomendaciones, por lo que el personal militar se hizo a un lado para evitar cualquier tipo de confrontación, de acuerdo con la versión oficial.

Según las autoridades, a las 18:20 horas se cerraron las válvulas. Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, recalcó que existe un protocolo que establece en qué momento se deben cerrar las válvulas, y es cuando baja a determinado nivel de presión.

Treinta y dos minutos más tarde los bomberos de Tlahuelilpan reciben el reporte de explosión e incendio por el ducto. Los cuerpos de seguridad acordonan un kilómetro a la redonda para evitar que más personas ingresen a la zona. Sin embargo, es hasta las 20:00 horas que los bomberos pueden combatir el incendio.

Para las 20:22 se establece el Comité Nacional de Emergencia. Al lugar acudieron el director de Pemex, el gobernador de Hidalgo y los secretarios de Seguridad Pública y Defensa.

Desde entonces y hasta las 21:30, personal de la Cruz Roja dio atención a los heridos. El gobierno de la Ciudad de México facilitó cuatro helicópteros para el traslado de las personas.

Diez minutos antes de las 22:00 se da a conocer el primer balance de la explosión: 22 personas muertas y 71 heridas. Antes de la medianoche, Pemex informa que el incendio ha sido controlado.

A la mañana siguiente, los primeros peritajes reportan que se levantó un total de 67 cuerpos, hasta que para las 17:50 horas Pemex da por concluida su labor en la zona.

Se continúan investigando las causas de la explosión.


Con información de: Noticieros Televisa y El Universal.