Jueves 18 de Abril, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

¿Por qué la detención de una alta ejecutiva de Huawei es tan importante?


La directora de Finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, fue detenida el 1 de diciembre por autoridades canadienses a petición del gobierno de Donald Trump. Días más tarde, fue puesta en libertad bajo fianza. Meng, hija del fundador de la marca tecnológica, ayudó a la compañía a esquivar las sanciones contra Irán.

Su arresto hizo caer los mercados de valores por el mundo y pone en duda la continuidad de la “tregua” comercial entre Estados Unidos y China acordada en el G20.

Un artículo de opinión en el diario chino, Global Times, asegura que Estados Unidos sólo está intentando sofocar a Huawei porque es un competidor directo por el mercado tecnológico.

 

China responde con detenciones

En medio de la tensión entre ambas naciones por la detención a petición de los Estados Unidos, en China hubo respuesta casi inmediata.

Pocos días después del arresto de Meng, Michael Kovrig, ex diplomático canadiense, fue detenido por autoridades chinas. Labora actualmente en International Crisis Group (ICG), empresa que emitió un comunicado en el que asegura estar "al corriente" de los reportes sobre la detención, y afirma estar trabajando para liberarlo.

Anteriormente, China amenazó que habría graves consecuencias si no se daba la liberación inmediata de Meng. En tanto, Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, dijo que su gobierno se toma "muy en serio" la situación.

Trudeau también confirmó la detención de Kovrig, quien trabajó como diplomático en Beijing, Hong Kong y la ONU en Nueva York. De momento, no se encuentra relación entre ambos casos.

Días más tarde, el empresario canadiense, Michael Spavor, también fue detenido. Spavor tiene una relación muy cercana con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, motivo por el que las autoridades chinas lo detuvieron, ya que le investigan por poner en peligro su seguridad nacional.

Sin embargo, China mantiene lazos fuertes con Corea del Norte, por lo que esta detención genera dudas sobre si está o no relacionada al caso de Meng.

Finalmente, hubo un tercer canadiense detenido. No se ha revelado su identidad. La oficina de Asuntos Exteriores de Canadá le aseguró al National Post que estaban al tanto de ello, pero no sugirieron una conexión con la detención de Meng.

 

El crecimiento de Huawei

Se trata de una empresa de tecnología con sede en Shenzhen, China, que vende smartphones y equipos de telecomunicaciones en todo el mundo.

Según International Data Corporation (IDC), la principal firma mundial de inteligencia de mercado, a inicios de 2018, Huawei llegó a ser el segundo fabricante de smartphones más grande del mundo, sólo por detrás de Samsung. Incluso esta marca china vende más que Apple.

Huawei desempeña un rol fundamental en las aspiraciones de China por convertirse en la superpotencia tecnológica mundial. La compañía ha estado en la carrera por desarrollar el 5G, clave para el país asiático por dominar el despliegue de redes inalámbricas que marcarán la pauta del futuro en la tecnología.

Sin embargo, existen preocupaciones sobre los riesgos de seguridad nacional que supone tener un dispositivo de Huawei. De hecho, diferentes agencias de inteligencia estadounidenses han advertido a los ciudadanos de Estados Unidos sobre no usar teléfonos de esta marca. Estas agencias tienen prohibido adquirir smartphones de esta proveniencia.

Nueva Zelanda y Australia han excluido los teléfonos de Huawei de sus redes móviles 5G.

Como respuesta, la compañía dijo que sus equipos tienen la confianza de 170 países, y para el primer semestre de 2018 reportó 47,400 millones de dólares en ingresos, es decir, un aumento del 15% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

 

La “tregua” de China y EEUU

En este año China y Estados Unidos se han impuesto mutuamente aranceles a bienes por valor de miles de millones de dólares.

El primer país puso aranceles por valor de 110,000 millones de dólares a productos estadounidenses. Eso como represalia cuando los norteamericanos hicieron lo mismo pero con valor de 250,000 millones de dólares a partir de julio de este año.

En la cumbre del G20, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron posponer por 90 días la imposición de nuevos aranceles comerciales.

Según China, ambas naciones acordaron no imponer nuevos aranceles comerciales a partir del primer día de 2019, pero el ambiente que se respira por la situación de Meng no deja claro las consecuencias que pueda traer este desenlace para todo el mundo.

Con información de: CNN, El Comercio, Expansión y BBC.