Llegamos a la quinta revolución biotecnológica en alimentos: Luis Herrera

Gourmet por La Crónica de Hoy

La humanidad ha experimentado varías revoluciones biotecnológicas en la producción de alimentos, desde la obtención de los primeros maíces, arroces y trigos, hasta los transgénicos de hoy en día. No obstante, ahora experimentamos un quinta revolución, señaló Luis Herrera Estrella, investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio).

Durante su participación en la mesa “La doble hélice del ADN, la molécula de la vida y sus revolucionarias implicaciones”, ayer en El Colegio Nacional, el Premio Crónica explicó que la primera de éstas fue la domesticación de los cultivos, hace 9 mil años. “Entonces, habitantes de Mesoamérica y principalmente del Valle de Tehuacán, transformaron el teocintle en maíz, una de las manipulaciones agrícolas más extraordinarias que ha presenciado la humanidad”, ejemplificó.

La segunda revolución, dijo en el encuentro “Tiempo de Revoluciones”, fue trascender ese conocimiento empírico de los primeros agricultores, haciendo este mejoramiento sistemático, empleando las leyes de Mendel y generando una productividad mayor. Le siguió la “revolución verde”, impulsada por Norman Borlaug, si bien al inicio con implicaciones positivas, desencadenarían problemas posteriores.
Así, llegamos a la cuarta revolución, agregó, mediante la manipulación genética de los cultivos y el desarrollo de transgénicos, que causó cambios importantes y dramáticos que el mejoramiento convencional. Generó cultivos más resistentes a plagas, sequía y malezas, además de conferirles mayores propiedades nutritivas.

“La revolución biotecnológica siguiente es la edición de genomas, que tiene su origen en un sistema bacteriano mediante enzima que corta y edita esa doble hélice”.
Se trata de la técnica molecular CRISPR/Cas9, que ha permitido un mejoramiento genético que no es transgénico. La técnica replica lo que ocurrió en la naturaleza con el mejoramiento genético tradicional que sea, por ejemplo, menos susceptible a sequías. Esperemos que la legislación de esta tecnología no sea la misma que con los transgénicos, que ha impedido el desarrollo de su potencial en México y el mundo”. 
Mañana continúa Tiempo de Revoluciones con la participación de Javier Garciadiego con la mesa “Las Revoluciones en la historia de México y las ‘independencias’ de América, así como “La Revolución cubana”, coordinada por Enrique Krauze.

Te recomendamos

Inauguran curso para combatir trabajo infaltil
México

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social inauguró el curso “Campos Cañeros e Industria Azucarera: Acciones de capacitación para combatir el trabajo infantil”, dirigido a inspectores federales del trabajo de los estados de Oaxaca y Veracruz.Roberto Campa Cifrián, Secretario del Trabajo y Previsión Social, aseguró que el objetivo de este taller es apoyar los esfuerzos para la erradicación del trabajo infantil y promover la mejora de condiciones de trabajo en las comunidades agrícolas.

Tultepec: la explosiva “capital de la pirotecnia”
México

La pirotecnia es la principal actividad económica en Tultepec. El riesgo que conlleva esta labor es alto, prueba de ello es que desde 1998 a la fecha este municipio registra una explosión cada cuatro meses en promedio, ello a pesar de que algunos mercados cuentan con permisos expedidos por la Secretaría de Defensa Nacional.