México y Europa actualizarán relación de negocios

Ildefonso Guajardo, titular de la SE.
Negocios por Notimex

El titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal, y parlamentarios de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), integrada por Noruega, Liechtenstein, Islandia y Suiza, revisaron el estado que guardan las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio entre México y esa organización.

Durante una reunión de trabajo, coincidieron en la importancia de acelerar el proceso de negociación para la modernización el acuerdo México-AELC y reconocieron la necesidad de ampliar la liberalización establecida en ese instrumento, a fin de incrementar los flujos comerciales y de inversión entre ambas partes.

Asimismo, enfatizaron la importancia de incluir en el acuerdo disciplinas como el comercio electrónico y la propiedad intelectual, que son fundamentales en la economía actual, expuso la SE en un comunicado.

Guajardo Villarreal compartió con los legisladores europeos los componentes de la agenda comercial de México, que incluye perspectivas sobre la negociación para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la relación entre México y Estados Unidos.

Los parlamentarios de la AELC y el secretario de Economía coincidieron en la importancia de continuar la apertura económica y fortalecer el sistema multilateral de comercio, pues éste funge como un mecanismo de balance entre los distintos tipos de economías que hay en el mundo.

 

Te recomendamos

Avanzan 6 temas al cierre de la cuarta ronda de renegociación del TLCAN
México

Aduanas, Facilitación del Comercio, Comercio Digital, Buenas Prácticas Regulatorias, además se concluyeron negociaciones en el Capítulo de Pymes y al Capítulo de Competencia Económica

¿Y después de la tragedia qué?
México

Los partidos y la ruta del dinero Ante la magnitud del desastre ocasionado por los temblores de septiembre, los partidos políticos nacionales, al tanto de su creciente impopularidad, comenzaron una suerte de subasta para dirimir quién daba más dinero del asignado en sus prerrogativas para las tareas de ayuda a los damnificados. La subasta fue subiendo hasta llegar al 100 por ciento.