Piden azucareros proteger mercado interno y castigar la fructuosa de EU

Negocios por La Crónica de Hoy

Potencial guerra comercial entre México y EU ante la falta de un acuerdo en las exportaciones nacionales. Dice la CNIAA que es un mal precedente ante la inminente renegociación del TLCAN

Ante la posible falta de acuerdo entre México y Estados Unidos sobre el comercio de azúcar, los industriales buscarán proteger el mercado interno y pedirán al gobierno federal que inicie una investigación antidumping contra la fructuosa estadunidense, además de analizar la opción de imponerle aranceles como medida de represalia, anunció la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera (CNIAA).

“Los envíos de fructuosa hacia nuestro país se han casi triplicado y tenemos indicios de posibles prácticas desleales. Vamos a hacernos valer de las vías legales que tenemos para proteger nuestro mercado interno”, dijo Juan Cortina Gallardo, presidente de la CNIAA.

Afirmó que en los próximos dos días hará dicha solicitud “formalmente” a la Unidad de Prácticas Comerciales Internacional (UPCI) de la Secretaría de Economía (SE), y destacó que las complicadas negociaciones sobre el comercio del azúcar representan “un muy mal precedente” para la futura renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Recientemente México y Estados Unidos ampliaron el plazo, que vence el próximo 5 de junio, para buscar un acuerdo sobre el comercio bilateral de edulcorantes tras una complicada ronda de negociaciones que no ha prosperado hasta ahora, debido a la inflexible postura de la industria azucarera estadunidense, que ha pedido condiciones que desfavorecen a los azucareros mexicanos. El gobierno de dicho país lanzó un ultimátum donde amenazó con imponer aranceles de facto a la azúcar mexicana, en caso de no lograr un acuerdo.

Cortina explicó que Estados Unidos ha pedido que México envíe una mayor cantidad de azúcar cruda y menor cantidad de azúcar refinada, así como cambiar la polaridad, lo que implica mandar azúcar básicamente cruda y de baja calidad para ser procesada por refinadores estadunidenses: “Es una propuesta que, si la aceptamos, nos saca del mercado. Aceptarla y que nos pongan aranceles es prácticamente lo mismo”.

Las dos empresas que están cabildeando intensamente para buscar condiciones que desfavorecen a México son Imperial, una firma con capital de origen francés, y ASR Group, dueña del ingenio San Nicolás en México, de acuerdo con el directivo.

Detalló que, de no lograr un acuerdo, México puede echar mano de las sanciones comerciales autorizadas recientemente por la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra Estados Unidos, tras resolver que la unión americana incurrió en prácticas desleales que dañaron las exportaciones de atún mexicano, lo que le da derecho a México de imponer aranceles o cuotas compensatorias a la fructuosa estadunidense, como medida de represalia.

Cortina Gallardo, quien se notaba preocupado por el estatus de las negociaciones, afirmó que “no veo que haya ningún avance”, y aseveró que en caso de que estas no prosperen, México tendrá que optar por un “plan B” que consiste en proteger el mercado interno, lo cual implicaría frenar la entrada de fructuosa estadunidense.

Te recomendamos

Aumentan 22.3% utilidades de la banca múltiple: CNBV
México

Alcanzan ganancias de $110,400 millones, por crecimiento de sus carteras de crédito comercial, al consumo e hipotecario. El financiamiento vía crédito personal, el de mayor morosidad de 5.93%

Requiere desarrollo del campo ser transversal y transexenal en materia de profesionalización: SAGARPA
México

La generación de conocimiento científico y tecnológico, elemento para profesionalizar al campo: Mely Romero.