El asteroide que “rozó” la Tierra es más grande de lo esperado

El 2014 JO25 rota cada cinco horas y tiene dos lóbulos de hasta 670 metros.
Innovación por La Crónica de Hoy

La NASA captó las primeras imágenes del meteorito 2014 JO25, que pasó la mañana de ayer (astronómicamente) cerca de la Tierra. Se trata de un cuerpo celeste poco conocido que se acercará de nuevo a nuestro planeta hasta dentro de 500 años.

El asteroide, que tiene forma de cacahuate y rota cada cinco horas, fue captado por la antena de 70 metros del Goldstone Deep Space Communications Complex, en California, así como por el radiotelescopio de Arecibo de la NASA. En mayo de 2014 fue detectado por astrónomos del Catalina Sky Survey, en Tucson, Arizona.

De acuerdo con los especialistas de la NASA, el cuerpo celeste tiene una estructura binaria, con dos lóbulos con facetas planas, concavidades y una topografía angular. Cada lóbulo tendría una distancia de hasta 670 metros, estiman, por lo que el 2014 JO25 mediría cerca de 1.3 kilómetros —mayor de lo que esperaban los científicos—. En su máximo punto de acercamiento con nuestro planeta estuvo a 1.8 millones de kilómetros, 4.6 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

“Es muy importante estudiar este asteroide porque se desconoce casi por completo y no se acercará pronto a la Tierra”, dijo en conferencia Rafael Costero, investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM. Explicó que los científicos tienen incertidumbre acerca de su tamaño, pero que ahora será posible observarlo con grandes radiotelescopios que escuchan el eco del objeto. “Así podremos conocer muchas cosas del asteroide”. Proporcionalmente, el asteroide refleja el doble de cantidad de luz que la Luna —mientras más brillante, se estima que este tipo de objetos son de mayor tamaño—.

“Estos asteroides son difíciles de estudiar porque se acercan mucho al Sol, además tiene una órbita muy alongada que atraviesa las órbitas de Mercurio, Venus, Tierra, llega a Marte y hasta la parte exterior del cinturón de asteroides”.

Por ello, añadió, es una buena oportunidad para estudiarlo ahora que se acerca a la Tierra, porque se ha calculado que no había pasado a esta distancia en alrededor de  hace 400 años y volverá a pasar cerca de nuestro planeta en 500 años.

ALERTA CONSTANTE. La NASA y otras agencias espaciales mantienen desde hace años programas de búsqueda de objetos cercanos a la Tierra, con un diámetro de alrededor de 1 kilómetro, que serían capaces de generar un daño importante en sitios habitados del planeta.

Otros asteroides —más pequeños que los meteoritos y de procedencia distinta— de menor tamaño representan menos riesgo porque se desintegran a su entrada a la atmósfera terrestre, aunque no siempre. En 2013, un asteroide de alrededor de 20 metros logró atravesar la atmósfera y explotar en los cielos de Chelyabinsk, Rusia, al sur de los Urales. Detonó una energía equivalente a 500 kilotones —30 veces más potente que la bomba de Hiroshima— y dejó cerca de mil 500 heridos. Es posible ver un video en Youtube que capta el momento de su ingreso y explosión.

Otro bólido que cayó cerca de una región poblada fue el de Tunguska, Siberia, en 1908, de 80 metros de diámetro, el cual detonó en el aire y arrasó la vegetación del lugar.

La diferencia entre ambos meteoritos es que el de Chelyabinsk no fue captado con los sistemas y programas de monitoreo impensables en tiempos zaristas, y muy difícil de ver hoy en día debido a su tamaño, que era muy pequeño.

Desde el inicio del monitoreo de rocas de alrededor de 1 kilómetro, dijo Rafael Costero, se ha estabilizado el número de meteoritos que se conocen. “Debemos conocer la gran mayoría y si los tenemos en el radar con antelación (decenas años) podríamos buscar la forma de desviarlos”.

La UNAM también se ha sumado a este tipo de investigaciones con el Censo Automatizado de Ocultaciones por objetos Transneptunianos (TAOS, por sus siglas en inglés), colaboración internacional que se encargará de medir la distribución de tamaños de objetos de 1 kilómetro provenientes del cinturón de Kuiper. Aun con este tipo de monitoreo y patrullajes del cielo, siempre hay sorpresas.

“Es muy difícil calcular las órbitas de estos objetos, puesto que en ocasiones sufren perturbaciones, una diferencia mínima hace que después de tener la misma trayectoria, 100 años después sea distinta”, explicó el académico del Instituto de Astronomía.

El próximo meteorito que se prevé cercano a la Tierra pasará en 2027, aunque a una distancia de cinco veces la de la Luna; en abril de 2091, el 2014 JO25 se acercará de nuevo a nuestro planeta, aunque al doble de la distancia de la que ahora tiene.

Te recomendamos

Mundo huichol
México

La cultura de los huicholes moldea su arte, reconocido mundialmente. Los huicholes le dan un simbolismo particular a las águilas, los ciervos y al peyote

Evocan en Comala a Juan Rulfo por el centenario de su natalicio
México

Bajo el título Mítica Comala. Las raíces del llano, 100 años de Juan Rulfo, el Festival Cultural Comala, localidad que el escritor mexicano Juan Rulfo (1917-1986) dio a conocer internacionalmente gracias a la obra Pedro Páramo”, rinde homenaje al autor por el centenario de su nacimiento.