¡Milagro en el Camp Nou!

Escena por La Crónica de Hoy

Con polémica o sin ella, Barcelona escribió una de las páginas más sensacionales en la historia de la Champions League, al lograr la mayor remontada jamás imaginada. El 6-1 (global 6-5) sobre el París Saint Germain quedará en la memoria de todo el mundo, tras ir abajo en la ida por 4-0, para avanzar de manera apoteósica a los cuartos de final por una década.

A los 87 minutos ganaba por 3-1 el Barcelona, pero le faltaban otros tres goles; a los 95’ lo hacía por 6-1, con esa diana imposible de Sergi Roberto que provocó un éxtasis no recordado en el Camp Nou.

Fue una victoria teniendo como claves la fe y la ambición. Y fue un castigo, al final, para el conjunto parisino, echado atrás en la primera mitad y desafortunado en la segunda.

El Barcelona cumplió el guión durante la primera parte. El Camp Nou empezó a soñar muy pronto, gracias al cabezazo de Luis Suárez al minuto 3, que Meunier sacó de adentro de la portería, por casi un metro.

Cuando aún celebraba la afición el gol de Suárez, existió un brazo de Javier Mascherano en el suelo, rechazando de forma involuntaria, un centro de Verratti que habría podido ser considerado penalti.

Los acercamientos a la portería francesa eran constantes, pero muy poco claros. Lionel Messi probó suerte de falta y poco después Neymar lo intentó desde la frontal con un disparo de rosca que se marchó muy cerca del poste.

Pero llegó un nuevo error de la zaga francesa en una acción en la que Andrés Iniesta puso todo su corazón, pese a que parecía destinada a fracasar. El capitán blaugrana se plantó en el área pequeña luchando por un balón que le había puesto Luis Suárez y, rodeado de los gigantes del PSG, se sacó de la chistera un remate de taquito tras una grave indecisión de Marquinhos. El balón fue rematado por Kurzawa al fondo de su portería al intentar despejarlo.

La segunda parte empezó con el Barça al ataque Iniesta y Neymar fabricaron un penalti decisivo. El capitán blaugrana le dio un pase hacia el área, Meunier resbaló y en su caída derribó a Neymar. El árbitro acabó sancionando la acción con penalti por indicación del juez de la línea de gol. Messi lo cobró para batir a Trapp.

Al abordaje y sin freno, el equipo de Luis Enrique tenía en sus manos a un PSG herido de muerte y que reclamaba a gritos poder ofensivo.

Paradójicamente, el gol activó al PSG en ataque, que dos minutos después vio como un disparo de Cavani se estrelló en el poste.

El DT del PSG ingresó a Ángel Di María para mandar más arriba a sus jugadores... apenas seis minutos después, el cuadro parisino sacó petróleo de un balón colgado al área que Kurzawa le ganó a Rakitic y que se encargó de convertirlo en una asistencia a Cavani, el uruguayo fusiló a Ter Stegen con un potentísimo disparo que acababa de forma cruel con el sueño de la remontada.

Después, el propio charrúa del PSG y Di María tuvieron dos oportunidades para perforar la portería culé, pero el primero no cruzó demasiado su disparo para vencer a Ter Stegen, quien con su pierna desvió el balón; y el argentino recibió un golpe por parte de Mascherano que le impidió golpear adecuadamente el balón.

El ánimo azulgrana decayó en la misma medida que fue encontrando su lugar un PSG que supo aprovechar esa suerte de depresión local.

Para avanzar, los catalanes tenían que hacer tres goles y sí los hicieron, una hazaña que quedará grabada en las noches mágicas de Europa.

Al minuto 88, Neymar culminó su partidazo con un gran gol que cobró de derecha un tiro libre, que entró en la orquilla de la portería parisina y transformó un penalti sobre Luis Suárez, que pudo haberse marcado o no.

Les faltaba un gol y el tiempo se acababa. Entonces volvió a aparecer Neymar con un servició a Sergi Roberto, que había entrado en la parte final del segundo tiempo. Arrancó en línea hacia el área chica, y con un vuelo para poder puntear el esférico, llegó el éxtasis en el Camp Nou…para hacer realidad el milagro.

LAS REMONTADAS DEL BARÇA EN EUROPA

Copa de la UEFA 1977-78: Ipswich Town. El FC Barcelona recibió un duro colectivo en Inglaterra, en la ida de los octavos de final contra el Ipswich Town. En el partido de vuelta, sin embargo, obró el milagro y llevó el duelo a la prórroga para definirlo a su favor en la tanda de penaltis (3-1).

Recopa 1978-79: Anderlecht. El Barça regresó de Bélgica con un 3-0 que parecía imposible levantar ante un Anderlecht. Sin embargo, fue capaz de igualar el marcador de la ida y forzar la prórroga. Los penaltis (4-1) clasificaron al Barça.

Copa de Europa 1985-86: Göteborg. Pichi Alonso, con un triplete, entró en la historia. Marcó en los minutos 9, 63 y 69. Hubo prórroga y penaltis. El Barça los convirtió todos y el Göteborg erró uno (5-4).

Champions League 1993-94: Dinamo Kiev. El Barça empezó la Champions League de esa temporada, en dieciseisavos de final, cayendo con claridad en Kiev (3-1). Tocaba proeza en el Camp Nou. Y se dio. El equipo de Cruyff, en el partido más representativo del Dream Team, ganó 4-1 y avanzó en octavos.

Champions League 1999-00: Chelsea. El equipo de Van Gaal fue barrido por el Chelsea en Stamford Bridge (3-1) pero, en la vuelta, se hizo fuerte en el Camp Nou y obtuvo el mismo marcador con goles de Rivaldo, Figo y Dani. En la prórroga remató la gesta con goles de Rivaldo y Kluivert.

Champions League 2012-13: Milan. El Barça comprometió su futuro en San Siro perdiendo 2-0, pero en el Camp Nou el equipo de Tito Vilanova y Jordi Roura pisó el acelerador a fondo y acabó ganando 4-0 con goles de Messi (doblete), Villa y Jordi Alba

Te recomendamos

Noruega, coronado como el país más feliz del mundo
Europa

Al coincidir con el Día Internacional de la Felicidad, la ONU publicó ayer su Informe anual sobre la felicidad en el mundo, que corona a Noruega como el país más feliz del mundo, en detrimento de Dinamarca, que ocupó el pasado año el primer puesto.

Kate: “puedo, pero no quiero venir a México”
México

Kate del Castillo prefirió no enfrentar a las autoridades mexicanas y presentó vía satélite su más reciente serie, con un contenido delirante: Ingobernable. A pesar de la cancelación de la PGR de la orden de localización y presentación por su vinculación al caso de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, la actriz no acudió a su cita con la prensa del país.