Dos mexicanos participan en la Bienal del Museo Whitney de NY

Interés General por La Crónica de Hoy

Dos artistas mexicanos fueron incluidos en la próxima Bienal del Museo Whitney de Nueva York, una muestra que tras varias décadas se ha consolidado como uno de los mayores escaparates del arte contemporáneo producido en Estados Unidos.
Los artistas son Aliza Nisenbaum, nacida en 1977 en la Ciudad de México, y Raúl de Nieves, nacido en 1983 en Morelia, Michoacán. Ambos radican en Nueva York.
Los mexicanos son parte de una muestra que incluye la obra de 63 participantes seleccionados por los curadores Christopher Lew y Mia Locks. La Bienal estará abierta al público del 17 de marzo al 11 de junio próximos.
Entre los temas clave de la muestra se encuentran “la formación del yo y el lugar del individuo en una sociedad turbulenta”, de acuerdo con los organizadores. Esta muestra será la mayor de las 68 anuales y bienales organizadas por el Whitney en términos de espacio.
Los artistas seleccionados van desde creadores emergentes hasta individuos y colectivos bien establecidos que trabajan en pintura, escultura, dibujo, instalación, cine y video, fotografía, activismo, performance, música y diseño de videojuegos.
Scott Rothkopf, director adjunto de programas del Museo Whitney, indicó que la intención es reemprender el impulso de esta institución a artistas emergentes y a exhibiciones que marquen nuevas tendencias en el mundo del arte.

Te recomendamos

La UNAM va por el campeonato internacional de Copa Petrobowl
México

Después de ganar el primer lugar de la Copa Norteamericana del Petrobowl, el equipo de la Facultad de Ingeniería de la UNAM ahora se alista para su próximo reto: el certamen internacional. Después de vencer a 24 equipos de las mejores universidades estadunidenses y canadienses, ahora los universitarios se preparan para la competencia internacional, que se llevará a cabo el 4 de octubre en San Antonio, Texas.

En subasta, pagan 243 mil dólares por el “Teléfono Rojo” de Hitler
México

El teléfono personal de Adolf Hitler, extraído del búnker berlinés del "Führer" tras caer el régimen nazi y guardado desde 1945 en un maletín en la campiña inglesa, vio hoy la luz en una subasta en Estados Unidos y se vendió por 243,000 dólares.