Cierra 2016: año marcado por grandes ausencias y reencuentro con la poesía

Arte & Cultura por La Crónica de Hoy

Un tiempo de decir adiós a Umberto Eco, Dario Fo, Harper Le y Rafael Tovar y de Teresa, entre otros ◗ Otorgan a Bob Dylan el Premio Nobel de Literatura y causa gran polémica


El 2016 finaliza y es un año marcado por ausencias, y de  encuentros y desencuentros. Ausencias como la de los escritores Umberto Eco, Dario Fo o Harper Le o el secretario de Cultura de México, Rafael Tovar y de Teresa. De encuentros con la amplitud de la poesía y la narrativa con el Nobel de Literatura a Bob Dylan y Fernando del Paso recibió en abril el Premio Cervantes.

El desencuentro más fuerte que tuvo la cultura mexicana en 2016 fue con los responsables de elaborar el Presupuesto de Egresos de la Federación, en la Secretaría de Hacienda y en la Cámara de Diputados. A pesar de la histórica creación de la Secretaria de Cultura federal, el 11 de noviembre de este año los diputados aprobaron un recorte de 3 mil 300 millones de pesos al presupuesto federal para cultura en 2017, en comparación con 2016.

La última noche, antes de aprobarse el presupuesto en el salón de plenos, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública cambió la propuesta de la Secretaría de Hacienda para Cultura y le reasignó mil 500 millones de pesos adicionales a lo que había propuesto el gobierno. Esos fondos llegarán a través del llamado Anexo 19, es decir, Acciones del gobierno federal para prevención del delito, prevención de adicciones, rescate de espacios públicos y promoción de proyectos productivos.  El presupuesto para el sector aprobado fue de 12 mil 428 millones de pesos.

AUSENCIAS. La mañana del 10 de diciembre el mundo cultural y político nacional se conmovió con el fallecimiento del diplomático, abogado, historiador y ensayista Rafael Tovar y de Teresa (1954–2016), primer secretario de Cultura federal, a quien definieron como constructor de instituciones.

Este año también falleció el arquitecto Teodoro González de León (1926–2016) a los 90 años de edad y se le recuerda por desarrollar complejos habitacionales, centros educativos y museos como la sede del Fondo de Cultura Económica en el Ajusco, el Museo de Arte Contemporáneo, la Escuela Superior de Música del Cenart.

En el mundo literario partieron René Avilés Fabila (1940-2016), colaborador de Crónica, autor de libros como Tatandel, La canción de Odette y Réquiem por un suicida, entre otros, Guillermo Samperio, uno de los grandes cuentistas nacionales, e Ignacio Padilla, también célebre cuentista y novelista.

En el plano internacional, se marcaría por las ausencias de los italianos Umberto Eco (1932-2016), quien escribió ensayos sobre semiótica, estética, lingüística y filosofía, y novelas; entre ellas, El nombre de la Rosa; el dramaturgo Dario Fo, premio Nobel de Literatura en 1997, de los franceses Michel Tournier (1924-2016), autor de  Viernes o los limbos del Pacífico, que obtuvo el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, y En París, Michel Butor, uno de los fundadores de la nueva novela gala. Y de la estadunidense Harper Lee, autora de Matar a un ruiseñor, y del Nobel de Literatura húngaro Imre Kertész.

Y ayer, se dio a conocer la muerte del escritor británico Richard Adams, autor de la novela infantil Watership Down (La colina de Watership).

ENCUENTROS. ¿Merecía o no el poeta y músico Bob Dylan ganar el Premio Nobel de Literatura 2016? Esta pregunta recorrió todo el mundo el jueves 13 de octubre, cuando la Academia Sueca de manera sorpresiva anunció que por primera vez, en 120 años, el Nobel de literatura recaía en un músico. El propio galardonado tardó dos semanas en dar a conocer que aceptaba el premio, pero anunció que no acudiría a la ceremonia de premiación del 10 de diciembre, en Estocolomo, y sólo enviaría una carta en la que confesó: “Desde niño he luchado por absorber las palabras de Kipling, Shaw, Thomas Mann, Pearl Buck, Albert Camus, Hemingway… Hoy supongo que en toda persona que escribe un libro, un poema o una obra de teatro está presente ese sueño secreto de ganar un premio como éste. Es un sueño que en algunos casos está enterrado tan profundo que uno ya no sabe que está ahí”, escribió Dylan.

En México, el 8 de noviembre, el poeta y diplomático Eduardo Lizalde fue seleccionado como ganador del Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literatria en español, otorgado conjuntamente por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la secretaria de Cultura Federal. Lizalde es considerado por estas instituciones como “el poeta vivo más importante de México”.

Poco más de un mes después, el gobierno de la República anunció a los ganadores del Premio Nacional de Artes y Literatura 2016. La poeta Elsa Cross fue la ganadora en el área de lingüística y literatura; la compositora Gabriela Ortiz Torres, en el campo de Bellas Artes; el historiador e investigador Aurelio de los Reyes, en el terreno de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía; y a la artesana Manuela Cecilia Lino Bello, en la categoría de Artes y Tradiciones Populares. Y en abril, Fernando del Paso se convirtió en el sexto mexicano en recibir de los reyes de España el Premio Cervantes de Literatura.

HALLAZGOS. Algunos de los descubrimientos que se hicieron en 2016 fueron la detección de restos de grupos de cervicales humanas que correspondían a una treintena de individuos, encontrados en una cancha de Juego de Pelota de la Antigua Tenochtitlan, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

En Tlatelolco se encontró el segundo Templo dedicado a Ehécatl-Quetzalcóatl, deidad mexica del viento. Por otro lado, bajo las capas de un terreno baldío próximo al Acueducto de Guadalupe, se descubrieron restos óseos correspondientes a más de 200 individuos de diferentes edades.

Costillas, húmeros, fíbulas, un fémur, escápulas, cúbitos, radios, así como una decena de vértebras, de un mamut de más de 12 mil años, fueron encontrados en Tultepec, Estado de México.

A través de exámenes geofísicos se tuvo conocimiento de una segunda subestructura en la Pirámide de Kukulcán, que fue construida entre los años 550 y 800 d.C.

Se confirmó que el maíz es un producto nativo de México, gracias a la extracción de hasta 40% del ADN de tres ejemplares de más de cinco mil años de antigüedad, hallados en el Valle de Tehuacán, Puebla.

Te recomendamos

Arabia Saudita abrirá sus cines tras 35 años de prohibición
Internacional

Más de 35 años después de que la patria del wahabismo (islamismo radical) plegara las últimas butacas, el cine regresa a Arabia Saudita.

Local..., una antología de la música y sus figuras en la CDMX
México

Los cuadernillos narran cómo diversos géneros se anidaron en diferentes sitios de la ciudad ◗ Son referencias sobre jazz, clásica, rock, tropical, electrónica...