“El Desarme”, la más antigua fiesta gastronómica de Asturias

Gourmet por Redacción - cartademexico.com

Oviedo, la capital de Asturias, mantiene la tradición y sigue viviendo con toda pasión la tradición de “El desarme”, la más antigua fiesta gastronómica de Asturias, la cual reúne a lugareños y extranjeros para disfrutar de un menú especial.

Con más de siglo y medio de existencia, el menú consiste en garbanzos con bacalao y espinacas, callos a la asturiana y arroz con leche, todo ello regado con cerveza, la tradicional sidra asturiana o vino tinto.

Se celebra todos los 19 de octubre, aunque ahora, además de celebrarlo ese día específico, se prolonga dos o tres días, a veces una semana como parte de jornadas gastronómicas.

“El desarme” conmemora un hecho acontecido en el Oviedo de la década de los 30 del siglo XIX, durante las contiendas civiles que perturbaron la época y que alcanzaron el Principado.

Existían entonces batallones armados de voluntarios pertenecientes a los bandos en lucha: liberales o moderados, carlistas o isabelinos, según los tiempos.

Recuerda un hecho en la ciudad entonces llamada Vetusta, de guerras y de guerrillas, pues una de las tropas, no se sabe bien si los carlistas o los isabelinos, acampados alrededor de Oviedo, estaban haciendo un descanso después de tanto batallar, y comiendo potaje de espinacas con bacalao.

Mientras las tropas comían el potaje, las tropas adversarias aprovecharon el momento de asueto y de que era una comida pesada, para desarmarles, quitarles las armas y quedó grabado ese hecho histórico como “El desarme”.

Posteriormente, al menú se le añadió otro plato típico que son los callos a la asturiana, y como postre el arroz con leche.

La efemérides fue inicialmente celebrada por los ovetenses que la protagonizaron, y luego sus descendientes, reuniéndose a comer ese potaje que tan decisivas consecuencias marciales tuvo, aunque sin mucha gloria para los desarmados.

Posteriormente se ha convertido en una celebración en la que los restaurantes asturianos de Oviedo, presentan el menú típico de la ocasión y se estima que ofrecen más de 20 mil menús alusivos.

La tradición no se circunscribe al hecho de comer fuera, pues en varios hogares asturianos la familia se reúne en torno a los platos de la efemérides.

En entrevista con Notimex, Renato Mirens Díaz, de la sidrería La Caleyina, aseguró que “El desarme” es una fiesta muy acogida por los oleteases, quienes la celebran con gran ilusión, preparando unas buenas comidas caseras, la típica de esta festividad.

“La fiesta es bien acogida, a los ovetenses les encanta, la celebran con gran ilusión, une a la familia, se reúnen amigos y el turismo está integrado”, dijo.

Sostuvo que el turista días previos se informa de cómo es la comida, si es una comida pesada, si es digestiva, y a ver cómo es el mejor horario para degustarla, pero de verdad que les encanta.

Rita Tutela, del mercado “El Fontán”, proporciona a quienes van a disfrutar de esta fiesta, “menos el bacalao”, de el garbanzo y la espinaca, entre otras cosas.

Ella defiende que la tradición es la de celebrarla el día 19, aunque haya sitios que la mantengan varios días, incluso una semana.

“Yo prefiero que se celebre sólo el día 19, por la tradición, y porque ya no es el 'Día del desarme', sino las jornadas. El día que se celebra es el día 19, y yo soy partidaria de respetar las costumbres y las tradiciones”, anotó.

Además, recalcó que las nuevas generaciones saben disfrutar de “El desarme”, pero no prepararlo, pues no saben elaborar bien un plato de garbanzos con espinacas.

Te recomendamos

Nombra la ONU a estudiante de la UNAM líder del sector espacial
México

Tras una competencia con 70 adversarios del más alto nivel, Danton Bazaldua, estudiante de octavo semestre de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, fue nombrado por el Consejo Consultivo de la Generación Espacial (SGAC), organismo de la ONU, como uno de los cuatro líderes emergentes del sector espacial.

Cineastas mexicanos triunfan en la Berlinale
México

La relación del cine mexicano con el Festival Internacional de Cine de Berlín en los últimos años ha sido cada vez más fructífera. El certamen, uno de los más importantes del mundo, ha volteado a ver a nuestra cinematografía para conocer a fondo sus historias y este año México llegó a ser el primer invitado del programa País en Foco del Mercado de Cine Europeo (EFM).