Jueves 19 de Septiembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Juez federal prohíbe a Trump restringir el derecho al asilo


Jon Tigar, juez federal de California, anuló ayer el decreto presidencial de Donald Trump que vetaba el proceso de solicitud de asilo a cualquier extranjero que haya pasado por un tercer país en su camino hacia Estados Unidos.

Ya el pasado 15 de julio el juez Tigar ordenó la suspensión de la norma con el argumento de que es “inconsistente con las leyes de asilo existentes” promulgadas por el Congreso, que especifican que sólo se puede negar si el solicitante, en su camino a EU, pasa por un país declarado seguro.

La medida del juez beneficiaba a los miles de migrantes centroamericanos que llegan en caravanas a la frontera sur, puesto que México rechazó la propuesta de Trump de convertirse en un tercer país seguro, a diferencia de Canadá, que sí aceptó.

Sin embargo, la Casa Blanca recurrió ante la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito y el 13 de agosto emitió un fallo salomónico: sólo podría anularse el decreto de asilo de Trump en los estados bajo la jurisdicción de la Novena Corte de Apelación, es decir California y Arizona (que hacen frontera con México), así como Alaska, Hawai, Idaho, Montana, Nevada, Oregon y Washington. En el resto de estados —incluidos los fronterizos Nuevo México y Texas— se mantenía el decreto de Trump, a menos que otro tribunal la prohíba, puesto que las asociaciones demandantes no han probado que la prohibición deba extenderse a todo el territorio.

Segunda batalla ganada. Eso fue lo que hicieron los grupos pro inmigrantes y ayer volvieron a ganarle la partida al mandatario republicano, luego de sentenciar el juez federal que los clientes de dichas asociaciones, que no forman parte del Noveno Distrito estarían desamparados legalmente, por lo que ordenaba la prohibición del decreto presidencial en todo el territorio nacional.

Años de batalla legal. Al gobierno de Trump sólo le queda volver a recurrir a la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito, que podría tumbar la decisión del juez o reafirmarla por completo, ante lo que sólo le quedaría a Trump un recurso a la Corte Suprema, lo que puede llevar años.