Jueves 19 de Septiembre, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Absuelven a salvadoreña acusada de homicidio tras sufrir un aborto


La justicia de El Salvador absolvió ayer a Evelyn Hernández, acusada de homicidio agravado tras sufrir un aborto espontáneo. La joven, de 21 años, había quedado embarazada a los 18 años, fruto de violaciones continuas, que nunca denunció por miedo a las amenazas de su agresor.

“Gracias a Dios, se hizo justicia”  dijo Hernández a su salida del juzgado, donde la esperaban decenas de mujeres que le expresaron su apoyo. “Espero que muchas muchachas (mujeres condenadas por abortar) salgan pronto de la cárcel”, recordó la mujer que ya se ha convertido en todo un símbolo de lucha por el derecho al aborto en el país.

SEGUNDO JUICIO. Ésta era la segunda vez que se celebraba un juicio contra Hernández. El primero se produjo en 2017, cuando un magistrado la condenó a 30 años de prisión. Pero en junio del año pasado, la Corte Suprema del país centroamericano anuló la sentencia y ordenó volver a repetir el juicio, aunque para entonces la joven ya había cumplido 32 meses en prisión.

Este nuevo fallo supone una nueva esperanza para las mujeres de El Salvador, un país donde el aborto está totalmente prohibido, incluso en los casos de incesto o violación, y las penas pueden llegar hasta los 40 años de cárcel.

El juez José Virgilio Jurado Martínez, del Tribunal de Sentencia de Cojutepeque, absolvió a la joven porque, según su resolución, no “había forma de comprobar el delito” y “sufrió un parto complicado, como el de muchas de las mujeres que aún están presas por el delito de homicidio”.

REPETIDAS VIOLACIONES. Los hechos sucedieron en 6 de abril de 2016, en una zona rural de la provincia de Cuscatlán, cuando Evelyn Hernández dio a luz a un bebé muerto en una letrina. La joven, que ignoraba que estuviese embarazada, comenzó a sufrir dolores abdominales y una fuerte hemorragia,  hasta que se desmayó. Entonces su madre la llevó al hospital, donde los médicos le comunicaron que había tenido un aborto espontáneo. El embarazo fue fruto de las continuas violaciones a las que se vio sometida durante meses.

Los abogados de la defensa alegaron que Hernández tuvo un embarazo asintomático y que el bebé nació muerto. Mientras que la Fiscalía defendían que la joven sí sabía que estaba encinta y que tiró el bebé a la letrina.

“Esperamos que así como se ha logrado la libertad de Evelyn, se logre que las demás mujeres salgan y continúen con sus vidas”, manifestó  Bertha de León, una de las abogadas, tras conocerse la sentencia.