Lunes 22 de Julio, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

La huella genómica, pista eficaz contra el cáncer


La doctora María Clara Horsburgh, gerente médico de Roche Argentina, explica a Crónica que ello permite una terapia dirigida a pacientes con el padecimiento en mama y pulmón. Lamenta que los sistemas de salud pública no estén capacitados para el cambio.

La evolución en la medicina tiene hoy un nuevo reto, poder conocer el perfil genómico de cada paciente para un tratamiento más eficaz.

Haber pasado de la estandarización (el mismo tratamiento para diferentes pacientes), a la personalización (medicamentos y dosis acordes a cada persona), ha brindado la enorme posibilidad de atender a pacientes con cáncer de mama o de pulmón, que todavía hasta hace una década fallecían por no tener alternativas.

Así lo señaló la doctora María Clara Horsburgh, gerente médico de Roche Argentina, quien estableció que el mayor reto hoy en día es poder conocer el perfil genómico contenido en una enorme cantidad de datos clínicos de miles de pacientes.

Al participar con el tema “La Evolución en el Cuidado de los Pacientes”, en el marco del Roche Press 2019, que este año tuvo como sede Brasil, la especialista estableció que por primera vez existe la capacidad tecnológica de poder analizar esos millones de datos de pacientes con tecnologías analíticas e inteligencia artificial, lo que permitiría poder determinar qué tratamiento es el más eficiente para cada persona.

SISTEMA DE SALUD. Pese a esta enorme ventaja, reconoció que los sistemas de salud no están preparados para el cambio y consideró la necesidad de “reformar los sistemas de salud pública para modernizarlos y llevar está innovación a todos los pacientes”.

Asimismo, refirió que conocer la reacción de diferentes pacientes a diversos tratamientos, ha llevado a la terapia dirigida, enfocada a combatir las células alteradas, sin hacer daño a las sanas.

Tal ha sido el efecto positivo de estos medicamentos de terapia dirigida, que la FDA, en Estados Unidos, ya aprobó un medicamento (Atezolizumab), mismo que ya se utiliza en México, para el tratamiento de cáncer de mama triple negativo y de pulmón.

En el caso de esta segunda neoplasia, recordó que muchas de las veces, éste hace metástasis en el cerebro, situación que se logra evitar con este fármaco y aumenta la expectativa de vida.

Al respecto, la también doctora Patricia Lopes, fonoaudióloga, compartió que hace cinco años le diagnosticaron cáncer de pulmón, y sabía que tenía que actuar rápido.

Una madre de tres pequeños tuvo la suerte de encontrarse con una profesional que estaba al tanto de los últimos avances. “Creo que una de las claves que permitió actuar rápido fue que puse toda mi confianza en la doctora Carolina, quien siempre supo cómo actuar.

A su vez, la médico tratante, Carolina Kawamura, oncóloga del Hospital Sirio-Libanés BP-A, Beneficencia Portuguesa, de Sao Paulo, subrayó que Patricia fue diagnosticada hace cinco años, cuando no existía ningún tratamiento de terapia dirigida; sin embargo, entró a formar parte de un programa clínico que iniciaría con estos nuevos medicamentos, lo que permitió que cinco años después de haber sido diagnosticada, aún pueda disfrutar de la vida con sus tres hijos.

En este contexto, el también doctor Claudio Ferrari, director de Innovación y Estrategia, del Grupo Oncología D’Or, aseveró que el paciente debe cerciorarse que está recibiendo el mejor tratamiento, y ante la pregunta de las compañías aseguradoras de cuándo es el mejor momento para hacer una prueba molecular, sostuvo que cuando se hace la detección oportuna, desafortunadamente, añadió “pasarán todavía muchos años para que las aseguradoras vean que ésta es la mejor forma de evitar el desperdicio de recursos”.