Lunes 22 de Julio, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Trump entra en campaña con Biden de rival y sin atacar a México


Pide un “terremoto de votos” para “acabar mi trabajo”, como el muro que frene las caravanas, y convirtió el mitin de Orlando en un canto a su mayor gloria.

Prometió un evento “salvaje”, pero su ceremonia de lanzamiento de su campaña de reelección quedó reducida al griterío habitual de sus simpatizantes. Calentó la víspera del evento sugiriendo en un ambiguo tuit la deportación “la semana que viene” de millones de “ilegales”, pero en su discurso el tema pasó sorprendentemente de largo.

Tampoco hubo esta vez insultos agresivos para los mexicanos, como en aquel lejano junio de 2015, cuando dijo que “México envía a Estados Unidos a criminales y violadores”. En esta ocasión, no prometió que México pagaría el muro, sino que se limitó a decir que el “muro ya se está construyendo”. De hecho, ni siquiera se adjudicó la medalla de haber logrado, con su chantaje arancelario, que el gobierno mexicano haya iniciado una campaña para frenar las caravanas. Se limitó, en una escueta frase, a decir que “Estados Unidos está trabajando con México y Canadá”, en alusión a la ratificación del T-MEC.

“XI, PERSONA ESTUPENDA”. Incluso llegó a mostrarse magnánimo con el presidente de China, Xi Jinping, al que calificó de “persona estupenda”, y con quien confirmó que se reunirá a finales de mes en Japón, durante la cumbre del G-20.

Advirtió, eso sí, que “si hay acuerdo comercial, bien, y si no, también”. “Veremos qué pasa”, dijo, luego de asegurar que sus aranceles han logrado ya que miles de empresas estén dejando China.

Y en este punto fue cuando Trump apuntó a quien consideró que va a ser su rival a batir: Joe Biden, el demócrata mejor posicionado para hacerse con la candidatura presidencial, de la veintena de aspirantes que lucharán a partir de febrero por ver quién impide que el republicano salga reelegido en noviembre de 2020.

“Los demócratas, como Biden, nos toman por idiotas. Si llegan al gobierno abrirán la frontera a las caravanas de migrantes, a los criminales y a los que roban los trabajos”.

En un guiño al votante hispano y negro, anunció que gracias a su política migratoria ha logrado que el nivel de desempleo entre ambas minorías sea “el más bajo de la historia”.

La estrategia de ayer de Trump (que da pistas de cómo será en campaña) fue demostrar que, quien fuera vicepresidente con el “terrible” Barack Obama, es su heredero natural, como lo es también, dijo, de la “corrupta” Hillary Clinton, a la que atacó sin piedad, al igual que a la prensa, a la que volvió a acusar de las fake news y de insistir en la trama rusa, cuando lo que debería haber hecho es investigar a la exsecretaria de Estado y exrival en las urnas por los más de 30 mil correos borrados. “Si hubiera borrado yo uno solo estaría en la silla eléctrica”, dijo.

“A nuestros opositores demócratas radicales les mueve el odio y la rabia. Quieren destruirnos y quieren destruir nuestro país tal y como lo conocemos. Inaceptable. Eso no va a suceder”, afirmó Trump ante su enfervorizada audiencia, ante la que insistió, una y otra vez, en lo “gran presidente” que era y que su victoria en 2016 fue “la más grande de la historia” (aunque la realidad es que Clinton le sacó tres millones de votos de ventaja).

Por todo ello, declaró que “la única cosa que estos políticos van a entender es un terremoto en las urnas, lo hicimos una vez y lo vamos a volver a hacer, y esta vez vamos a terminar el trabajo”.

APLAUSÓMETRO ELIGE LEMA DE CAMPAÑA: “MANTENGAMOS GRANDE A EU”. Donald Trump montó un concurso, a sabiendas de que su público, entregado a su persona hasta el delirio, iba a elegir lo que él quisiera; y dejó claro que “el lema más grande de la historia”, como dijo de su repetido hasta la saciedad “Make America Great Again”, se había quedado desfasado porque, en sus dos años y medio de mandato, él ya había hecho grande a Estados Unidos. Así que, dejó en manos de sus simpatizantes de Orlando la decisión… y claro, ganó “Keep America Great”: Mantengamos grande a EU”, dando por hecho, dijo, que va a ganar en 2020. “Mis tímpanos nunca serán los mismos”, remató.