Sábado 20 de Abril, 2019 - México / España
Un vínculo entre México y el Mundo
Facebook Twitter Whatsapp

Siguen detenidos los fondos para ciencia básica ofrecidos por Conacyt


No se ha informado sobre los mecanismos para entrega de esos recursos ni sobre las reuniones de consejo técnico o fechas para firma de convenios, señala carta de científicos enviada a la institución.
Más de 300 científicos, líderes de grupo, de diferentes instituciones de educación superior entregaron una nueva carta al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para señalar que han pasado más de 50 días desde que se anunció un fondo de 800 millones de pesos para proyectos de ciencia básica, pero no se ha informado sobre los mecanismos para entrega de esos recursos ni sobre las reuniones de consejo técnico o fechas para firma de convenios con los que se les entregará el dinero, por lo que los proyectos de investigación siguen detenidos.

Entre los firmantes hay investigadores de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y universidades públicas estatales como las de Michoacán y Zacatecas.

“El 20 de febrero pasado en la página web del Conacyt se publicó un comunicado que informaba que todos los proyectos correspondientes a la Convocatoria de Ciencia Básica de los años 2017-2018 que obtuvieron el dictamen de “altamente recomendable”, serían apoyados con los montos aconsejados por las comisiones dictaminadoras. Ese comunicado señalaba además que en los próximos días se comunicaría a los responsables de cada proyecto la formalización de los convenios y la asignación de los recursos. Más de un mes después de la publicación del citado comunicado no se nos han informado estas fechas y seguimos en espera de los recursos”, dice la carta dirigida a la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, actual directora general del Conacyt. El documento cuenta con un sello oficial de recibido el 5 de abril.

Este tipo de retrasos para aportar dinero a la investigación en ciencia básica se han repetido sexenio tras sexenio, con diferentes gobiernos federales, llegando a tardar más de dos años para entregar dinero a los científicos, después de que sus proyectos ya han sido evaluados y aprobados. Por eso se pide al actual gobierno marcar una diferencia y evitar estos retrasos, como explicó, en entrevista con Crónica, uno de los investigadores firmantes de la carta, el doctor Rodolfo García, de la Facultad de Medicina de la UNAM.

“En este proceso nos hemos mantenido comunicados 300 investigadores que encabezamos proyectos que habían recibido el dictamen de ‘altamente recomendable’. Las acciones, como el envío de esta carta, se debaten y se deciden por votación. Nosotros sabemos que esta decisión no sólo depende de Conacyt porque parte de los fondos deben ser aportados por la Secretaría de Educación Pública (SEP), pero la realidad es que la información fluye con más agilidad desde la SEP que desde Conacyt. Desde esa Secretaría nos han informado cuando hay reuniones y cuando hay dificultades para obtener los recursos de Hacienda, pero en Conacyt tenemos que estar preguntando y, hasta ahora, no nos han dado fechas de reunión del Consejo Técnico ni fechas para firma de convenios. Creo que sería un gran paso si esta administración de Conacyt mejora la difusión de sus procedimientos”, explicó Rodolfo García.

Durante la conversación, el investigador explica que en la convocatoria para obtener apoyos económicos para proyectos de ciencia básica los retrasos llegan a ser de varios meses e incluso años. Añade que esto perjudica mucho a la investigación científica desde varios puntos de vista, por ejemplo, cuando uno pide financiamiento para comprar un equipo o insumos para laboratorio hay que enviar una cotización, que generalmente es en dólares, y cuando llega el financiamiento, meses o años después, el equipo cuesta mucho más. Otro impacto es en la contratación de alumnos becarios, a los que se apoya económicamente mientras ayudan a la investigación. Cuando no llega el dinero, no se puede pedir apoyo a estudiantes pues no hay cómo retribuirlos.

“En el caso de los investigadores que estamos en instituciones donde se apoya internamente la investigación, como la UNAM, estiramos unos fondos para apoyar a otras investigaciones básicas, pero en universidades donde la investigación depende exclusivamente de Conacyt, como en las universidades de Zacatecas o Michoacán, las investigaciones están totalmente detenidas”, dice el doctor García.

RUTA COMPLEJA.

El 20 de febrero, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Coancyt) informó que reunió fondos suficientes para financiar 508 proyectos de ciencia básica que habían recibido el dictamen de “altamente recomendables” en la convocatoria 2017-2018, pero que no recibieron apoyo económico en la anterior administración federal.

La decisión se dio a conocer después de una movilización de protesta de científicos registrada el 5 de febrero, además de una reunión de trabajo entre autoridades y científicos, el 11 de febrero, más dos cartas de petición firmadas por 120 investigadores, la última entregada el 14 de febrero.

La noticia fue dada a conocer el 20 de febrero a través de un comunicado oficial titulado “Cuatro veces más apoyo a Ciencia Básica en el Conacyt de la 4T”.

“Con el fin de agilizar la gestión, dar continuidad a los proyectos de investigación y remontar rezagos derivados de la falta de apoyo a la ciencia básica en los últimos años, hemos integrado un fondo suficiente para rescatar 508 proyectos Altamente Recomendables de Ciencia Básica que quedaron sin apoyo en la última convocatoria. Estos proyectos recibirán los montos recomendados por las comisiones evaluadoras, cuyo trabajo merece el reconocimiento de toda la comunidad, puesto que en la última convocatoria de Ciencia Básica recibieron cerca de cinco mil propuestas”, informó el documento oficial.